viernes, 18 de noviembre de 2016

PERFILES / LEONARD COHEN

Entre las letras y el amor

Cohen: "El amor ha sido el motor que me ha hecho tomar toda actitud en la vida".
Por Miguel Mirón Pérez

Versos llenos de sentimiento. Canciones escritas con el corazón. Leonard Cohen (Montreal, 1934-2016) no era un romántico, ni un sentimental. Él mismo se definía como una persona realista. Juega con las letras, las manipula. Su habilidad para meter sentimiento y metáfora en sus versos le han convertido en un hito de la música. El cantautor canadiense ha fallecido el pasado 7 de noviembre para ver a Marianne -su mujer, que murió hace unos meses-, pero nos ha dejado en la Tierra su música.

Cohen amaba la poesía y la poesía amaba a Cohen. Desde joven, el músico siempre se ha visto atraído por las letras. Es por ello que en 1955 se licenció en Literatura en la Universidad McGill. Dos años después publicó su primer libro de poemas Lets us compares mythologies. A partir de entonces, su pluma no paró de escribir letras hasta ahora.

Su poesía se ha visto inundada por versos de amor, honestidad, amistad y espiritualidad. El amor le ha traído momentos felices, aunque también alguna mala jugada: “Por las mujeres algunas veces me he lamentado, pero otras me he alegrado” señalaba Cohen. Estas lamentaciones ya se ven reflejadas desde sus inicios, cuando publicó su primer disco en 1967, Songs Of Leonard Cohen. Incapaz de conseguir apartar el amor de su vida, el autor canadiense culpaba a los desamores de su entrada en las drogas o en el alcohol: “El amor ha sido el motor, el mecanismo determinante que me ha hecho tomar toda actitud en la vida: he vivido tratando de evitarla, de escapar de ella, de entenderla, de manejarla. Me ha hecho beber, me ha empujado a las drogas, me ha conducido al Zen”.

Pero no sólo el amor ocupa las letras de sus poemas sonoros. La espiritualidad, y en especial la religión, ha sido una de las grandes inquietudes del cantante. De familia judía, decidió en 1993 irse a vivir a un monasterio Zen en California siete años. “Entré en el monasterio en 1993. Me acercaba a los 60 años y mi viejo profesor el maestro Roshi iba a cumplir los 90. Pensé que no le quedaba mucho tiempo, que tal vez a mí tampoco, y creí que era el momento de reforzar mi unión con él, de estudiar más a fondo sus enseñanzas”. A pesar de que en 1996 fue ordenado sacerdote budista, Cohen señaló que él nunca llegó a entender el concepto budista y pidió a su viejo profesor bajar para volver a la realidad.

No obstante, Leonard Cohen se sentía interesado por la religión católica: “Para mí, la religión es ese movimiento entre los dos mundos”. Por eso, no es raro ver canciones suyas en las que habla de Jesús, como es el caso de “Suzanne”: “Y Jesús era un marinero cuando caminó sobre el agua. Y gastó mucho tiempo mirando desde su solitaria torre de madera. Y cuando supo con certeza que sólo los que se ahogaran podrían verle”.

Independientemente del amor y la religión, la amistad también ha tenido un papel relevante en sus versos; tal y como se puedo observar en la letra de la canción The Partisan: “He cambiado de nombre tantas veces. He perdido a mi esposa y a mis hijos. Pero tengo algunos amigos, algunos de ellos están conmigo”.

Versiones de sus canciones

“Siempre me ha alegrado que alguien interpretara una de mis canciones, eso supera casi todas las preocupaciones críticas que pudiera tener. Por lo general me quedaba sencillamente encantado”, así señalaba Cohen en una de sus declaraciones. Y es que las canciones del músico canadiense han sido versionadas por una multitud considerable de artistas. Desde la famosa Hallelujah versionada por artistas como Damien Rice, Jeff Buckley o la escocesa Amy MacDonald, hasta canciones como The Stranger Song (Nacho Vegas), Avalanche (Nick Cave), o Famous Blue Raincoat (Christina Rosenvinge).

En 1995, sale a la luz el álbum Tower Of Song; en homenaje a Leonard Cohen. Este disco cuenta con canciones de Cohen tocadas por artistas como Bono, Elthon John, Sting, o Billy Joel, entre otros muchos.

En 2006, se estrena el documental Leonard Cohen: I´m Your Man. Dicho documental recoge entrevistas hechas al autor junto con actuaciones en vivo de artistas como Jarvis Cocker o Rufus Wainwright para un concierto en su homenaje. Ahora Leonard Cohen se ha ido, pero nos quedamos con su música.

© Ritmos21 / Agensur.info


0 comentarios :

Publicar un comentario