jueves, 25 de agosto de 2016

MEGACAUSA LA PERLA / PERPETUA A REPRESORES

La condena recayó sobre Luciano Benjamín Menéndez, Héctor Pedro Vergez, Ernesto “Nabo” Barreiro y otros.

Nacionales - Una jornada histórica se vivió en esta ciudad, con una movilización de unas 10.000 personas que acompañó la lectura de la sentencia de la megacausa La Perla. El Tribunal Federal 1 condenó a prisión perpetua al extitular del Tercer Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez (es la úndecima para él) y a Héctor Pedro Vergez.

La misma pena recibió Ernesto "Nabo" Barreiro, por primera vez condenado por un crimen de lesa humanidad. Cada lectura fue seguida en silencio por la multitud que, aplaudió cuando el presidente del tribunal, Jaime Díaz Gavier, cerró el veredicto.

También fue condenado Carlos Yanicelli, exjefe de la D2 de la Policía provincial.

Además, fueron condenas a perpetua Jorge González Navarro, Herminio Jesús Antón, Calixto Flores, Héctor Romero, Arnoldo López, Ricardo Lardone, Carlos Díaz, Miguel Ángel Gómez, José Herrera y Eduardo Grandi.

También recibieron esa pena Ernesto Padován, Jorge Eduardo Gorleri, Jorge Acosta, Héctor Hugo Chilo, Luis Martela, Luis Gustavo Diedrichs, Alberto Luis Choux, Alberto Lucero, Yamil Jabour, Marcelo Luna y Juan Molina.

Mirtan Anton, la primera mujer juzgada por la represión ilegal en Córdoba, también fue condenada a prisión perpetua.

El resto de los acusados recibieron condenas de diferente grado, salvo Antonio Filliz, Ángel Corvalán, José Idelfonso Vélez, Francisco Melfi y Juan Carlos Cerutti que fueron absueltos.

Para algunos de los detenidos se ordenó la libertad porque ya cumplieron parte de sentencia.

La movilización de organizaciones de derechos humanos, estudiantes, docentes e investigadores universitarios, entidades de base y dirigentes políticos y sindicales comenzó temprano. Tanto la sala donde se leyó el veredicto como los alrededores de los tribunales estuvieron colmados de gente con carteles por el "Nunca Más" e imágenes de víctimas de crímenes de lesa humanidad.

Juan Schiaretti escuchó a los jueces ubicado al lado de Sonia Torres, presidenta de la delegación local de Abuelas de Plaza de Mayo. El robo de su nieto -que su hija parió estando en cautiverio- se juzgó en este proceso. Es la segunda vez que el gobernador participa del juicio; la anterior fue en la lectura de los alegatos. El miércoles recibió a los organismos de derechos humanos. Estela de Carlotto estuvo junto a ellos.

El ingreso de Cecilia Pando, titular de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de Argentina, generó tensión; tuvo su lugar en la sala de audiencias ya que hay un cupo reservado para los familiares de los imputados.

La sentencia -cuyos fundamentos se leerán el 4 de octubre- llegó después de casi cuatro años de juicio, durante los que se recibieron casi 600 testimonios. Los fiscales acusaron por los delitos de privación ilegítima de la libertad, privación agravada, tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, robo calificado, secuestro, violación agravada, homicidio calificado y sustracción de un menor.

Hubo 716 víctimas involucradas, de las que 279 están desaparecidas; en 71 casos se recuperaron e identificaron los restos.

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) dará a conocer la sentencia del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención de Córdoba La Perla, la Ribera y en el Departamento de Informaciones de la Policía provincial (D2), entre 1975 y 1978

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) dará a conocer la sentencia del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención de Córdoba La Perla, la Ribera y en el Departamento de Informaciones de la Policía provincial (D2), entre 1975 y 1978. Foto: Télam

El fiscal Facundo Trotta subrayó que esta es la primera vez en la Argentina en que la justicia se pronuncia sobre el terrorismo de Estado que actuó antes del golpe de 1976. Además, nunca antes en Córdoba se había juzgado el robo de menores; también por primera vez se lo acusó directamente a Menéndez por ese delito.

Los imputados -once murieron durante el proceso y cuatro separados por incapacidad- escucharon la sentencia sin inmutarse. El miércoles terminaron de hacer uso de la palabra. El represor Arnoldo "Chubi" López dijo que en el juicio se violaron sus garantías constitucionales: "No tengo un tribunal imparcial, sino de condena. Nuestra foto, esa que los fotógrafos nos sacan todos los días y que parece más un fusilamiento de flashes, han recorrido el mundo".

Días atrás, Menéndez insistió en que en el proceso "los delincuentes acusan a las fuerzas legales y se presentan a la Justicia diciendo que son las víctimas. No hubo represión ilegal alguna".

Y Barreiro -quien se cubrió la cara durante los minutos en que los fotógrafos pudieron trabajar en la sala- afirmó que "tarde o temprano, nos verán a nosotros desfilar orgullosos junto al pueblo de nuestra querida patria".

Informe: LN y La Voz

0 comentarios :

Publicar un comentario