miércoles, 22 de junio de 2016

¡A LA FINAL…!

La Argentina venció 4-0 a Estados Unidos y logró el pase 
a la ronda definitiva de la Copa América Centenario.

Messi y Banega en el festejo argentino por la goleada a Estados Unidos y el pase a la final.
Deportes - En el primer encuentro de las semifinales en la Copa América Centenario, disputado en el estadio NRG de Houston (EE.UU.), la Albiceleste demostró su poderío y se clasificó con tranquilidad para la final a la que llega por tercer vez consecutiva en los últimos torneos internacionales.

Los de Gerardo Martino sólo tardaron 90 segundos para ponerse en ventaja. Una rápida salida de Éver Banega en un córner, expuso el laboratorio del Tata. La combinación entre Lionel Messi y Ezequiel Lavezzi desarmó a la última línea norteamericana y selló el 1 a 0. La notable asistencia del mejor del mundo facilitó la tarea del Pocho para que grite ante las cámaras de Texas la conquista albiceleste.

La diferencia entre los intérpretes dio lugar al monólogo criollo. La Selección tuvo posesión, dominio y agresividad para liquidar el compromiso en la primera etapa. El capitán pidió todas las pelotas. Con su calidad y velocidad, el rosarino colaboró en la creación de juego para abastecer a Gonzalo Higuaín o para explotar con su individualidad y amenazar a Brad Guzan. El único método que empleó EEUU para frenar a su rival fue la pierna fuerte.

Lo que no tuvo en cuenta el elenco de Klinsmann fue el hecho de evitar las infracciones cerca del área. La primera falta que sancionó el paraguayo Enrique Cáceres el astro del Barcelona la transformó en gol. Leo se tomó su tiempo para atarse los cordones, medir la distancia, calcular el ángulo y ejecutar. Golazo. La máxima figura del planeta volvió a brillar en una pelota parada. Argentina empezaba a resolver el pleito.

En el complemento el Pipita convirtió el triunfo en goleada. El oportunismo del goleador del Nápoli sirvió para sellar el 3 a 0 luego del rebote que otorgó el arquero del Aston Villa. Lo llamativo fue que la Argentina no mermó su intensidad, a pesar de tener garantizada la clasificación.

La preocupación llegó en el accidente que protagonizó Lavezzi. El ex San Lorenzo intentó bajar con el pecho una pelota al borde del lateral y no calculó la distancia con los carteles publicitarios. Su caída obligó a Martino a enviar a la cancha a Erik Lamela. Recién reinó la calma cuando el delantero se puso de pie y se acercó al banco de suplentes, aunque los estudios indicarán la gravedad de la lesión.

Antes del cierre, Messi volvió a demostrar su compañerismo al regalarle el último tanto a Higuaín para que firme el 4 a 0 definitivo. La postal de la final ya es conocida, lo único que falta es cambiar los lamentos por festejos. El próximo domingo, Argentina buscará quebrar la adversidad de 23 años de sequía. La tercera puede que sea la vencida.

Informe: Infobae y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario