sábado, 21 de mayo de 2016

Desocupados K viajan a Santa Cruz para facturar

AHORA, GUILLERMO MORENO

Por Rubén Lasagno
 
Desde hace unos meses a esta parte, el kirchnerismo ha encontrado (o implementado) una forma de atender las necesidades de sus desocupados, aquellos que quedaron sin el curro de la cartera política nacional, que lubricaba sus bolsillos a costa de todos los argentino. Terminada la década ganada, ahora le resta a los más cercanos colaboradores de CFK, venir de vez en cuando a Santa Cruz con excusas de las más variadas y algún contrato que pagaremos anónimamente, los habitantes de esta provincia.

Entre lo paradójico y lo grave, porque todos los gastos son sostenidos con fondos públicos provinciales, desde hace unos meses llegan a Santa Cruz algunos personajes que fueron los artífices del relato de Cristina Fernández, durante el tiempo que estuvo frente al gobierno nacional.

Ahora le tocó a Guillermo Moreno, que este sábado 21 de mayo llegará a Piedrabuena, con motivo del Segundo Plenario Provincial Debate Político Frente Para la Victoria y el Partido Justicialista, organizado por Pablo Grasso (FPV)

La llegada del ex Secretario de Comercio de Cristina ocurre para participar en un acto donde estará Alicia Kirchner, diputados provinciales, intendentes, concejales y funcionarios del FPV y señala la información pública que “durante el encuentro se abordarán temas como Educación, Producción-Mercosur y Mesa de la Mujer en modalidad de talleres, tras lo cual se desarrollarán las conclusiones y se confeccionará el documento final”.

La pregunta que nos hacemos es ¿Puede el desocupado Moreno, hablar de Educación, cuando siendo funcionario se mostró como un guarango, mal educado, simiesco apretador, un cuasi Neardenthal posmoderno del relato? ¿Puede hablar de Producción, cuando se lo recuerda como un retrógrado relacionista político con el sector empresario, que tuvo como mayor éxito llevar la salada a África y desembarcar con “El Arca de Moreno” en Angola, tratando de vender humo y baratijas a lo “marcachifle o cosechadoras que nunca se fabricaron”, a países fuera del sistema financiero del mundo (ídem a la Argentina de entonces)?; ¿Puede hablar Moreno sobre la mujer y el rol en la sociedad siendo un maltratador explícito de género, irrespetuoso, mal hablado y patotero, que nunca mostró el mínimo respeto por las mujeres, pero que siempre se cuidó de enfrentarse con un hombre? ¿Qué ejemplo cree Pablo Grasso, el organizador, puede darle a la comunidad, invitando a debatir sobre la mujer al desocupado Moreno? ¿Por qué Grasso no le pregunta a Sandra González de ADECUA, a la periodista de Clarín Silvia Naishtat, a la despachante de Aduana Paula De Conto o sin ir muy lejos, a la Presidenta de la Cámara de Comercio de las Heras, Sra Susana Barrera, todas víctimas de este energúmeno asalariado, qué piensan de Guillermo Moreno?

Que Guillermo Moreno se ocupe de dar charla sobre lo que no entiende, hizo mal o no está capacitado moralmente, me parece una verdadera tomada de pelo, que parte de una necesidad de tirarle unos pesos y en todo caso, buscarle una justificación a su viaje.

Pero esto no es nuevo. Desde el mes de diciembre, que Alicia Kirchner se hizo cargo del gobierno provincial, no han dejado de pasar por Santa Cruz “destacadas figuras” del acervo kirchnerista, que con la salida de CFK de la presidencia y el patinaje con caída de Scioli, único asegurador de la continuidad de la fiesta K, perdieron la prebenda, los contratos y no pudieron “proyectarse” a los años porvenir, donde pensaban seguir llevando la “cultura argentina” a cualquier lado, siempre, claro, que el dinero público cayera como maná del cielo, para sus culturosos bolsillos.

Así, en estos 5 meses, llegaron a Santa Cruz Víctor Hugo Morales, por la módica suma de 250 mil pesos y también fue traída Sandra Russo, Axel Kicillof, llegó Wado de Pedro y hasta Aníbal Fernández. Cada uno vino para hablar de lo que sabe… o al menos de lo que no hicieron mientras tenían responsabilidades en el gobierno anterior. Esto le permitió al krichnerismo, mantener aceitada la relación con los sostenedores a nivel nacional del “relato” y justificar la salida de fondos del erario público provincial.

Si bien la provincia está quebrada, porque así lo dijo la gobernadora, Santa Cruz se puede dar aún estos lujos. Próximamente, tienen pensado traer a Teresa Parodi y para la Feria del Libro se prepara el desembarco de variados personajes de la cultura (K), entre ellos actores que todavía recuerdan y añoran las viejas épocas, donde formaban productoras que cobraban millones de pesos para producciones que nadie miraba. Si alguien presume que no es así, los invitamos a leer las notas de dos conocidos de la provincia, los hermanos Brunetti, que se constituyeron en grandes beneficiarios de este aporte singular del kirchnerismo a la cultura (en este caso) audiovisual, durante la década ganada.

© Agencia OPI Santa Cruz

0 comentarios :

Publicar un comentario