jueves, 17 de marzo de 2016

SUSPENDEN DESIGNACIÓN DE LULA

El expresidente había asumido como ministro de Estado pero un juez federal anuló el acto 40 minutos después. “¡No habrá golpe!”, gritaron manifestantes apoyando al Gobierno.

Brasil - Un juez federal en Brasilia suspendió este jueves la toma de posesión como ministro del expresidente brasileño Lula da Silva, en una decisión preliminar que será apelada por los abogados del Estado.

"Interrumpo el acto de nominación del señor Luiz Inacio Lula da Silva para el cargo de Ministro de Estado jefe de la Casa Civil o cualquier otro que le otorgue prerrogativa de foro", señaló la decisión del juez Itagiba Catta Preta, que aún debe ser revisada por instancias judiciales superiores.

Dilma en la asunción

"La gritería de los golpistas (...) no pondrá de rodillas" al pueblo brasileño, proclamó el jueves la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, atribuyendo a tentativas de desestabilización los pedidos de que renuncie a su cargo.

"La gritería de los golpistas no me va a sacar del rumbo ni va a poner de rodillas a nuestro pueblo", zanjó Rousseff en el acto en que su antecesor Luiz Inacio Lula da Silva asumió como jefe de su gabinete.

La decisión fue tomada por el juez Itagiba Catta Preta Neto, del Tribunal Federal de Brasilia, quien de esta manera anuló el acto por el que Lula juró como jefe de ministros de Dilma a 40 minutos de haberse realizado.

La entrada del expresidente al Ejecutivo es presentada por los analistas como una última tentativa de Rousseff para evitar el juicio de destitución que impulsa en su contra la oposición en el Congreso, por presunta manipulación de las cuentas públicas.

El impacto esperado de la entrada de Lula al gobierno ya se vio eclipsado por la divulgación de una llamada telefónica en la que Rousseff le decía al ex mandatario que se aprestaba a enviarle el decreto de su nombramiento para que pueda "usarlo en caso de necesidad". Esa frase alimentó la sospecha de que su nombramiento era una maniobra para dotar de fueros especiales al ex jefe de Estado, permitiéndole escapar a la justicia ordinaria y en especial a un eventual pedido de detención en su contra.

La asunción

El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva asumió este jueves como jefe de gabinete de la presidenta Dilma Rousseff, en una ceremonia con ambiente de mitin político que atribuía a "golpistas" las denuncias de corrupción que desestabilizan al gobierno.

"¡No habrá golpe! ¡No habrá golpe!", gritaban los asistentes al acto en el Palacio de Planalto, en Brasilia, interrumpido por un opositor que gritó: "¡Vergüenza!", ante los abucheos de los presentes.

Miles de manifestantes protestaron durante la noche en Sao Paulo, Brasilia y otras ciudades contra la decisión de Rousseff de nombrar ministro jefe de gabinete al exsindicalista, investigado a su vez por causas relacionadas con el megaescándalo de la estatal petrolera Petrobras.

El domingo pasado, más de tres millones de personas exigieron la renuncia de Rousseff.

También los partidarios de Lula y del gobierno buscaban movilizarse, en vísperas de una jornada de manifestaciones convocadas por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT), la Central Única de Trabajadores y otras organizaciones.

Un escándalo se produjo en las últimas horas, tras conocerse una conversación telefónica pinchada, en la que Rousseff le anunciaba a Lula que enfrenta un pedido de prisión preventiva y que se aprestaba a enviarle el decreto de su nombramiento como jefe de gabinete para que pueda "usarlo en caso de necesidad".

Informe: AFP-N y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario