miércoles, 16 de marzo de 2016

Dilma designa a Lula como jefe de Gabinete

El expresidente quedará con inmunidad y sólo podrá ser investigado por el Supremo Tribunal Federal.

Dilma Rousseff designó a Lula da Silva como nuevo jefe
de Gabinete. (Foto: Reuters)
Brasil - El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) aceptó asumir como jefe de Gabinete de la presidenta Dilma Rousseff, lo que le otorgará foro privilegiado en momentos en que la Justicia investiga si se benefició de los recursos desviados de la estatal Petrobras.

La información fue confirmada por el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la Cámara de Diputados, Afonso Florence, y el jefe de la bancada gubernamental de esa casa, José Guimaraes, de la misma sigla, a la prensa brasileña.

Ahora pasará al Supremo Tribunal Federal (STF) la competencia para investigar al exlíder sindical, que estaba en manos del juez federal de Curitiba, Sergio Moro, encargado de develar el esquema de sobornos en la petrolera.

El STF es el único autorizado para decretar, por ejemplo, una eventual prisión del funcionario. Esto dilatará el proceso y dará más tiempo el Ejecutivo. De hecho, la oposición presentó este miércoles ante un tribunal de Brasilia que la Justicia impida un eventual nombramiento del expresidente como ministro.

Sin embargo, el propio Florence comentó que las causas no se verán obstaculizadas. "Fue en el mandato de Lula que el Procurador General de la República obtuvo la independencia", dijo.

Lula tendrá también más herramientas para bloquear el juicio político que la oposición impulsa en el Congreso contra Rousseff. El ex mandatario ya ha iniciado conversaciones con el PMDB, el mayor partido político de Brasil y a cargo de la vicepresidencia para revertir las reticencias que esa agrupación tiene con la actual alianza de Gobierno.

El diario O Globo ha revelado incluso una llamada de Lula al presidente del Senado y referente del PMDB, Renan Calheiros, en la que le consultó si su llegada al Gabinete podría mejorar las relaciones con el PT.

Lula tomó la decisión de volver con cargo a Brasilia durante una reunión con Rousseff en el Palacio da Alvorada, residencia presidencial, en la que participaron el ministro de Economía, Nelson Barbosa, y Jaques Wagner, que dejará su puesto a Lula para asumir la secretaría ejecutiva de ese ministerio.

Con la llegada de Lula se especula que habrá una reforma del gabinete para intentar fortalecer al gobierno, jaqueado por las sucesivas y escandalosas revelaciones de corrupción y las multitudinarias movilizaciones del domingo que pidieron la salida de Dilma y reivindicaron la acción del juez Moro.

Dilma se resistía a designar a Lula, pero se vio obligada por el cambio de escenario económico. Entre los nombres en danza, la prensa mencionó al ex ministro de Relaciones Exteriores, Celso Amorim.

El martes explotó otra bomba política en Brasilia cuando se conoció el testimonio ante la justicia de un senador del PT que está detenido, quien acusó a Dilma, Lula, el ministro de Educación Aloizio Mercadante y líderes de la coalición oficialista pera también de la oposición, de haber participado en actos de corrupción. La declaración de Delcidio Amaral fue homologada por el STF, que puede iniciar investigaciones a partir de sus dichos.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario