sábado, 27 de febrero de 2016

“Se abordaron temas de mutuo interés”

El Vaticano destacó el “buen estado” de las relaciones bilaterales con la Argentina. La reunión del Papa con Macri duró 22 minutos.

El papa Francisco junto al presidente Mauricio Macri y a la primera dama Juliana
Awada, tras el primer encuentro protocolar en el Vaticano. (Foto: AP)
Nacionales - Puntualmente a las 9:30 (5:30 de la Argentina), el presidente Mauricio Macri llegó al Vaticano para la audiencia privada que mantuvo con el Papa Francisco en el que fue el primer encuentro entre ambos desde el cambio de Gobierno en diciembre pasado.

Macri llegó junto a su esposa, Juliana Awada. En el Patio San Dámaso de la Santa Sede fueron recibidos por el Prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo George Ganswein, tras lo cual se trasladó a la Sala Clementina donde la Guardia Suiza rinde honores a los Jefes de Estado.

El Papa los recibió en la Sala del Tronetto, con un “Buenos días, señor Presidente ¿Cómo le va?”, según informó la Casa Rosada.

Tras el saludo protocolar y un "avanti" más informal por parte de Jorge Bergoglio, pasaron a la audiencia privada en la Biblioteca del Palacio Apostólico en un encuentro a solas, con agenda abierta y con el claro aunque no declarado objetivo de limar ciertas asperezas en la relación.

“Le comenté mi gran preocupación por unir a los argentinos, dejar atrás los rencores y trabajar en agenda común de futuro para resolver los problemas del país, especialmente la pobreza y el narcotráfico”, señaló Macri tras la reunión. “Le dije que espero seguir trabajando junto a la Iglesia argentina en este tema, ir virando a un país de pobreza cero, y por ese motivo fue muy importante haber coincidido en la importancia de estar juntos y unidos”, añadió.

El presidente también contó que, ante su invitación, el Papa confirmó que vendrá lo antes posible a la Argentina.

"Durante el transcurso de los cordiales coloquios, que manifiestan el buen estado de las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y la República Argentina, han sido abordados temas de mutuo interés, tales como la ayuda al desarrollo integral, el respeto a los derechos humanos, la lucha a la pobreza y al narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social", describe en tanto el comunicado que emitió el Vaticano tras la reunión.

"En tal contexto, ha sido subrayada la positiva contribución, sobre todo en el ámbito de la promoción humana y de la formación a las nuevas generaciones, ofrecida por el Episcopado y por las instituciones católicas en la sociedad argentina, de manera particular en la coyuntura económica actual", agrega y concluye: "Por último, se hizo referencia a algunos temas de mayor relevancia e interés en el ámbito regional y mundial".

La reunión entre Macri y Francisco duró 22 minutos. Luego ingresó Juliana Awada, que aguardaba en una sala especial, y, posteriormente, el resto de la comitiva argentina: el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller Susana Malcorra; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y de Culto, Santiago de Estrada; el embajador en el Vaticano, Eduardo Pfirter; y los gobernadores de Tierra del Fuego; Rosana Bertone; Salta, Juan Manuel Urtubey, y Mendoza, Alfredo Cornejo. La recepción del Papa a toda la comitiva duró 7 minutos.

Antes de despedirse, el Presidente argentino y el Sumo Pontífice intercambiaron regalos. Macri le entregó un poncho, una docenas de CDs de tango y folcklore argentino y una "cruz de Matará", un símbolo que recuerda el proceso de evangelización de América; el Papa le dio al mandatario el Medallón del Olivo y una copia de la encíclica Laudato Si. “El olivo representa la unión, y eso es lo que todos queremos”, le dijo el prelado.

Comunicado del Vaticano

El Vaticano difundió un comunicado resaltando el "buen estado de las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y la República Argentina" y enumeró los temas que abordaron el Papa y Macri.

"Durante el trascurso de los cordiales coloquios, que manifiestan el buen estado de las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y la República Argentina, han sido abordados temas de mutuo interés", comenzó el comunicado y especificó que "la ayuda al desarrollo integral, el respeto de los derechos humanos, la lucha a la pobreza y el narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social" formar parte de la agenda común entre el Vaticano y la Argentina.

"En tal contexto, ha sido subrayada la positiva contribución, sobre todo en el ámbito de la promoción humana y de la formación a las nuevas generaciones, ofrecida por el Episcopado y por las instituciones católicas en la sociedad argentina, de manera particular en la coyuntura económica actual", añadió y finalizó que "se hizo referencia a algunos temas de mayor relevancia e interés en el ámbito regional y mundial", concluyó.


Informe: EC y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario