lunes, 8 de febrero de 2016

La política, el "arte" de lo posible

Oyarbide procesa a Boudou, Kirchner embiste contra Báez 
y cristinistas cruzan de vereda

Por Federico McDougall

En el mundo de la política todo es posible y las lealtades a veces duran poco.

Prueba de ello es que en los últimos días se sucedieron una serie de hechos que tres meses atrás resultaban inimaginables.

Uno de los casos que deja en evidencia que en la era post K "todo puede pasar" es el reciente procesamiento de Amado Boudou por pedido, nada más y nada menos, que del juez Norberto Oyarbide, cercano al kirchnerismo.

El magistrado embistió contra al ex vicepresidente por el delito de dádivas a raíz de dos viajes gratis que realizó el 17 de diciembre del 2011, uno en un avión privado y otro en helicóptero para trasladarse a un acto político en la ciudad de Necochea.

La decisión de Oyarbide no hace más que complicar la ya delicada situación del ex funcionario.

Otra de las causas, que en poco tiempo será elevada a juicio, refiere a la transferencia de la ex Ciccone Calcográfica.

Además, deberá afrontar el juicio por la supuesta falsificación de documentos de un vehículo marca Honda de su propiedad.

Según el magistrado, el hecho que ahora está investigando puede tratarse de una dádiva encubierta.

El primer viaje fue realizado desde la Capital a Necochea mediante un vuelo ofrecido por la empresa Alas del Fin del Mundo, del empresario Natale.

Al llegar a ese lugar, desde el aeródromo, abordó un helicóptero de la firma Ecodyma, que fue contratista del Estado.

Pero el Boudou no es el único que parece haber quedado "desprotegido", otros dos ex funcionarios del kirchnerismo están sintiendo el rigor de la Justicia.

Guillermo Moreno y Alejandro Vanoli fueron procesados por el juez Bonadio en una causa en la que se investigan supuestas maniobras tendientes a perjudicar a distintas empresas del Grupo Clarín.

La causa se inició en agosto del 2010, luego de que la Comisión Nacional de Valores (CNV) enviara a Papel Prensa requerimientos de copias certificadas de los balances de la compañía entre 1976 y 1977, así como otra documentación.

Se les imputa el haber ideado y desplegado una serie de maniobras tendientes a complicar la operatoria de distintas empresas.

Esto, es visto como parte de un plan pergeñado contra ese grupo de medios, ya que se suma al dictado de resoluciones arbitrarias que afectaron a Papel Prensa y a Arte Gráfico Editorial Argentino SA.

Además, Bonadio procesó a Hernán Pablo Fardi, ex vicepresidente de la CNV y amigo íntimo de Amado Boudou.

Lo mismo hizo con Héctor Osvaldo Helman, también ex miembro del directorio de dicho organismo. El juez también ordenó embargos sobre los bienes de todos los ex funcionarios hasta cubrir la suma de 100 mil pesos.

Amigos... pero no tanto

Hace no mucho tiempo atrás hubiera resultado impensado que desde el kirchnerismo apuntaran con el empresario Lázaro Báez, quien fuera amigo de Néstor Kirchner y gran beneficiario de la obra estatal.

Sin embargo, con los aires renovados del cambio de Gobierno, lo "imposible" se volvió real.

Ahora es la mismísima Alicia Kirchner la que le da la espalda al dueño de Austral Construcciones.

La gobernadora de Santa Cruz pidió a la Casa Rosada la "rescisión de contratos de obras" a la empresa de Báez.

Esto, raíz del conflicto que afecta a los trabajadores de esa firma, que mantienen diversos cortes de ruta a lo largo de la provincia.

Mediante un comunicado de prensa, el gobierno de Alicia Kirchner pidió a la Dirección Nacional de Vialidad que "tome medidas urgentes para resolver la grave situación y el hartazgo que genera a toda la sociedad santacruceña en su conjunto la paralización de sus obras en la provincia de Santa Cruz".

Soltarle la mano a Báez es la mejor forma que encontró el gobierno santacruceño para salir del conflicto que se profundizó esta semana y que ya provoca el desabastecimiento de combustible en distintas localidades de la provincia.

Hasta el jueves, en Caleta Olivia, unos 60 camiones estaban varados por el reclamo de los trabajadores nucleados en la UOCRA (Unión de los Obreros de la Construcción) que reclaman por el pago de salarios atrasados y la continuidad de las obras públicas en la provincia.

"El corte de las rutas nacionales N° 3 y N° 40 por parte de los trabajadores de la empresa Austral Construcciones y Kank y Costilla lleva al desabastecimiento, y la paralización de la actividad económica y productiva" añade el comunicado oficial.

Además, sostiene que habrá "consecuencias sociales y de salud negativas por el incumplimiento del dueño de las empresas, el señor Lázaro Báez".

El secretario general de UOCRA Santa Cruz Zona Norte, Cristian Salazar, sostuvo que Alicia Kirchner "fue elegida para gestionar y nosotros necesitamos que se ponga al frente y gestione. El gobierno provincial tiene participación en estas obras, ellos tienen que estar a la altura de las circunstancias".

Para descomprimir la situación, los representantes de Báez y los trabajadores de la UOCRA firmaron un principio de acuerdo.

El mismo contempla el levantamiento de los cortes de ruta mientras que, por el lado de la empresa, el cumplimiento de un cronograma de pagos por zonas.

De la grieta "K- anti K" a la grieta "interna K"

Lejos en el tiempo quedó la lealtad cristinista para los quince diputados que abandonaron el bloque del Frente para la Victoria (FPV) para conformar un nuevo espacio Justicialista.

Los "rebeldes" armaron una bancada propia encabezada por el ex titular de la ANSES, Diego Bossio.

En principio, aseguran que seguirán cumpliendo un rol opositor ante el gobierno de Macri, algo que muchos analistas y politólogos descreen.

Además, apuntaron que dieron el portazo ante la necesidad de "un espacio con mayor diálogo".

El diputado salteño Javier David, uno de los que rompió con el kirchnerismo en la Cámara baja, aseguró que la sangría seguirá cuando haya más legisladores que estén "a gusto" con un "proyecto superador" del peronismo "para lo que viene en la Argentina".

"Hay que entender que formamos un bloque no en contra de nadie, sino porque el PJ tiene una responsabilidad enorme, ser una oposición firme, pero a la vez razonable", planteó el diputado.

El nuevo espacio busca "presentar un proyecto superador para lo que viene. No podemos seguir una discusión basada en lo que pasó", sostuvo.

"El 10 de diciembre se terminó una etapa en la Argentina, con las cosas positivas que se han logrado, y todos los errores que llevaron a que el Frente para la Victoria pierda la elección", enfatizó.
Además, puntualizó que "vamos a trabajar en la agenda que les interesa a los argentinos día a día. Hubo una devaluación, aumento de precios, Ganancias, jubilados. Esta es la agenda que interesa y lo que proponemos".

En tanto, los que se quedaron no ahorran en críticas para los 15 diputados "desertores" que dejaron al espacio sin la primera minoría en la Cámara baja.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, apuntó fuerte contra los legisladores que hicieron "rancho aparte" y arremetió especialmente contra Diego Bossio.

El ex titular de la ANSES había sido muy crítico cuando Insaurralde decidió renunciar a la Cámara baja, en diciembre de 2014.

"Yo cuando me fui devolví la banca en diciembre de 2014. Ahora no estoy discutiendo que los legisladores tomen un nuevo camino, pero esas bancas fueron elegidas por el Frente para la Victoria. ¿O votaron a las personas? Fíjense cuántos votos sacó cada uno en su distrito; no podrían tener ni una banca como concejal", disparó.

Por su parte, la legisladora María Teresa García calificó a su ex compañeros como "traidores".

En 2013, Insaurralde fue el principal candidato del kirchnerismo en las elecciones legislativas bonaerenses. Un año después de haber asumido, decidió dejar su banca para regresar a la gestión en su distrito, Lomas de Zamora.

Si bien marcó algunas diferencias con la conducción, nunca formalizó una ruptura y el año pasado hizo campaña por Daniel Scioli.

Bossio, en tanto, se mantiene ajeno a estas críticas: "Queremos que le vaya bien a Macri. No creemos en eso de cuanto peor, mejor", destacó.

En medio de este mar revuelto, las olas, lejos de aquietarse, siguen creciendo: seis diputados del Frente Cívico por Santiago que responden al senador y ex gobernador Gerardo Zamora, anticiparon que darían quórum al oficialismo cuando se inicie el período de sesiones ordinarias.

De esta manera el kirchnerismo perdería otro sector aliado en la Cámara baja.

Importantes fuentes legislativas consultadas por DyN revelaron que los seis legisladores santiagueños, que supieron acompañar al Frente para la Victoria hasta el año pasado, ahora darán su apoyo al macrismo al menos para garantizar el quórum de inicio de sesión.

En este marco. el diputado nacional y dirigente de SMATA Oscar Romero fue elegido como presidente del nuevo Bloque Justicialista, que se conformó recientemente tras la escisión del Frente para la Victoria (FpV).

Romero no sólo confirmó que "se ha decidido que presida el bloque" sino que además ratificó que "se sumarán más" diputados a la bancada peronista.

© iProfesional

0 comentarios :

Publicar un comentario