lunes, 8 de febrero de 2016

“El kirchnerismo se acabó dentro del peronismo”

Juan Manuel Urtubey dijo  que la obediencia indiscutida a Cristina Kirchner “ya fue” y que “el seguidismo casi personal” hacia ella “está cediendo”.

Juan Manuel Urtubey sostuvo que el kirchnerismo
"se acabó dentro del peronismo".
Salta - El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, sostuvo este lunes que "definitivamente" el kirchnerismo se acabó dentro del peronismo, ya que el "seguidisimo casi personal" a la ex presidenta Cristina Kirchner "está cediendo".

Urtubey reiteró que el Partido Justicialista (PJ) "debe rearmarse de una lógica de conducción colectiva", y tildó de "muy loca" la postura de los kirchneristas que calificaron de "traidores" al grupo de 12 diputados que se fueron del bloque del Frente para la Victoria.

Al ser consultado en radio La Red si el kirchnerismo y la obediencia indiscutida a la ex mandataria argentina "fue", el gobernador peronista respondió: "Sí, definitivamente".

"Más que el kirchnerismo es el personalismo, que es un mal que viene acompañando a la política argentina, y como peronista debo admitir que en el peronismo se ha generado mucho eso", remarcó.

Para Urtubey, "ya no hay un nivel de liderazgo" como tenía la ex jefa de Estado, al considerar que "el seguidisimo casi personal está cediendo en la Argentina".

Respecto a las críticas de los kirchneristas por la retirada de legisladores peronistas del bloque y la conformación de otro, Urtubey analizó: "Es muy loco (cuando les dicen traidores). Por lo menos los diputados de Salta salieron electos desde el peronismo".

Respecto de la situación de todos los gobernadores peronistas, Urtubey consideró que actualmente "no hay una organización política que los nuclee" y al referirse a la ruptura del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), aseguró que "para que algo se fracture primero debe haber unidad".

Pero el salteño, que habló también con radio Mitre, fue más allá todavía en una referencia al viaje que el presidente Mauricio Macri acaba de realizar por las provincias del norte del país y señaló: "No soy macrista, no me pienso hacer del PRO y voy a ser oposición a este gobierno, pero tengo que decir que en 60 días se lograron en la provincia cosas que en ocho años no pudimos lograr".

Además, advirtió: "Nuestro rol de opositor de sacar al peronismo del estigma de aparecer como un obstáculo cuando gobiernan otros, y diferenciarnos de quienes no tienen posiciones de poder y quieren que le vaya mal al gobierno"

"Tenemos que trabajar con Macri cuatro años, este diálogo institucional es ser gente normal y no significa que somos macristas", señaló en una entrevista publicada por el diario Clarín, en la también abogó por "un país un poquitito más normal".

Informe: DyN y Télam

0 comentarios :

Publicar un comentario