miércoles, 24 de febrero de 2016

CARTA ABIERTA / ALEGATO POR EL ARTE

Por Martín Risso Patrón

Señor Intendente Municipal de la ciudad de Salta
GUSTAVO ADOLFO RUBERTO SÁENZ STIRO

He tomado conocimiento por la información pública, que por una decisión de algún burócrata funcionario perteneciente a su gestión, fueron destruidas obras plásticas de reconocidos artistas populares de Salta. 

Me pregunto cuáles pudieron ser las motivaciones de este hecho al cual repudio y denuncio públicamente por resultar atentatorio contra la Cultura Popular salteña.

Los hechos

Murales firmados por los plásticos salteños Miro Barraza, Gustavo Flores [Guflo] y Roly Arias, que ornamentaban las paredes del Centro Cívico Municipal, fueron destruidos por orden de un funcionario de tercer orden de su gestión cultural. Aparentemente justificó su accionar en que dichas obras estaban deterioradas, por un lado, y que además habría que dar lugar a nuevos artistas, aunque presionado por las circunstancias habría decidido convocar a los autores originales para nuevos murales. Un despropósito, Intendente, propio de personas que si ningún criterio de conservación de las Artes, se autoerigen en árbitros de la Cultura.

¿Conoce su funcionario quiénes son Barraza, Guflo, Arias...? ¿Conoce la producción, la docencia y el arraigo popular de los mismos...?

¿Conoce Vd. el alcance que tiene la destrucción lisa y llana de obras de Arte, independientemente de su sencillez?

Hitler, Intendente Ruberto Sáenz, ordenó el 24 de agosto de 1944 a su gobernador nazi en Francia Dietrich von Choltitz, destruir París, por el sólo hecho de ser un icono de la Belleza, que no debía competir con el concepto de arte monumental que él mismo, Hitler, tenía en las pesadillas que lo acosaban como frustrado artista plástico y arquitectónico. Von Choltitz se negó rotundamente a destruir la Ciudad Luz, logrando con su desobediencia conservar la Belleza y el Arte, más allá de sus propias convicciones políticas de obediencia ciega al Führer [las que deploro]. Hoy en día, los guías turísticos señalan en bien de la Historia, a los turistas: "A estas obras monumentales las podemos admirar hoy, gracias al coronel nazi Dietrich von Choltitz".

Sin ánimo alguno de comparar cuestiones ideológicas, sólo recurro a este recuerdo, para señalarle, Intendente, y para significar que el respeto del Arte es tan irrestricto, al punto de que un fanático dictador que decide destruir la Belleza, encuentra los límites que da la naturaleza humana, de parte de un subalterno suyo. Y París, ahí está.

Consecuencias

¿Salta será la misma orgullosa matriz cultural que es hoy, dentro de centurias, si se siembra la destrucción de la Cultura en las obras de artistas como Guflo, Barraza, Arias...?

Modestamente, creo que no lo será, ateniéndome a los dichos [según la información pública] de sus burocráticos funcionarios: "Las obras están deterioradas, y hay que dar lugar a nuevos artistas". El Arte se reproduce en sus artistas [los mencionados son respetadísimos pedagogos del Arte, en Salta].

Los nuevos artistas, no se erigen sobre el cadáver de las obras de sus Maestros, Intendente Ruberto Sáenz.

Con el debido respeto,
Prof. Martín Risso Patrón

© www.agensur.info

1 comentarios :

  1. Aplaudo su opinion Sr. RISSO PATRON. Rspero que a estos ignorantes se les ocurra culturizarse....da verguenza tener funcionsrios como estos.

    ResponderEliminar