jueves, 7 de enero de 2016

“La Constitución Nacional es una porquería”

Eugenio Raúl Zaffaroni, exjuez de la Corte, propuso una reforma constitucional y criticó a la actual Carta Magna.

Nacionales - El exjuez de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni consideró que la Constitución Nacional es "una porquería" porque data de 1853 y tiene "parches por todos lados", al tiempo que volvió a proponer una reforma que implante un sistema parlamentario.

"Nosotros creemos tenemos la mejor Constitución del mundo y es una porquería: es de 1853, fue reformada a los ponchazos y tiene parches por todos lados", señaló Zaffaroni.

Durante una charla pública que ofreció en Mar del Plata, el exjuez señaló que "para el contexto que estamos viviendo, que una vez más es necesario pensar en pasar a un sistema parlamentario, en una reforma política y constitucional en ese sentido".

"Nada de lo que nos está pasando nos pasaría con un sistema parlamentario, , además, las democracias europeas que tienen este sistema, comprenden bajo su órbita a un Tribunal constitucional, que puede resolver muchas de las cuestiones traumáticas que se están planteando", puntualizó.

En este marco, Zaffaroni resaltó que un gobierno parlamentario es "más fuerte" y exigió una reforma de la Constitución.

"Hoy tenemos una Constitución nacional que no nos dice en ningún lado cómo se resuelven los conflictos de poderes. Y hoy estamos asistiendo a situaciones de conflictos de poderes que no están contempladas en la Constitución. En la Constitución hay muchas otras cuestiones irresueltas e indefinidas", puntualizó.

Al respecto, se preguntó: "Por ejemplo, ¿qué es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires? ¿Una ciudad, una provincia? Otra cosa: la Constitución dice hoy que el Consejo de la Magistratura debe integrarse de forma equilibrada. ¿Qué significa eso? ¿Quién determina ese equilibrio? Dice que se debe considerar la existencia de los pueblos originarios. Y sí, chocolate por la noticia. Bueno sería que dijera que no existen".

Además, consideró que el gobierno de Mauricio Macri realiza un "avasallamiento" de la Justicia, al nombrar jueces por decreto.

"¿Qué urgencia hay en reformar el Ministerio Público?", se preguntó además.

Evaluó que "hay conveniencia, pero no urgencia" y subrayó: "El concepto laxo de necesidad y urgencia es peligroso, se confunde conveniencia con necesidad. Es conveniente que la Corte funcione con todos sus miembros, pero no necesario. La necesidad ha sido la celestina de cada barbaridad que se ha hecho en la Argentina. La reforma no va a resolver todos los conflictos, pero va a evitar que los conflictos se transformen en desgracias".

Informe: NA

0 comentarios :

Publicar un comentario