sábado, 9 de enero de 2016

DETIENEN A LOS LANATTA Y A SCHILLACI

Luego de 13 días, fueron recapturados en la localidad de Cayastá, en el centro de la provincia de Santa Fe.

Nacionales – Luego de 13 días de búsqueda, los prófugos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schilacci fueron capturados en la localidad santafesina de Cayastá tras haber volcado con una camioneta ploteada con el logo de Gendarmería  Nacional.

La información fue comunicada por la Policía de Santa Fe al juez federal Sergio Torres, quien investiga si los evadidos del penal de General Alvear contaban con apoyo económico o logístico en su escape.

Martín se encuentra detenido en la Seccional Cayastá de la Policía de Santa Fe, 82 kilómetros al norte de la capital provincial, y con algunas heridas por el accidente automovilístico. Por su parte, su hermano Cristian y Schilacci fueron atrapados minutos después y también serían conducidos al mismo lugar.

Los sicarios fueron capturados en tres tiempos. El primer capturado fue Martín Lanatta, quien estaba herido a raíz del siniestro vial. Terminó apresado en cercanías de esa localidad santafesina del departamento de Garay, ubicada a 80 kilómetros al norte de la capital provincial.

Más tarde, fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron la posterior detención de Cristian Lanatta, quien ya se había separado de sus secuaces. Víctor Schillaci fue el último en ser alcanzado por las autoridades.

La detención de Martín Lanatta se produjo luego de la aparición de una camioneta Amarok volcada, con inscripciones falsas de la Gendarmería Nacional, en una cuneta de la ruta 1. Todo indica que el ahora recapturado sufrió las heridas a raíz de ese accidente que se produjo a las 3.30 de la madrugada, a la altura de la localidad de Campo Medio.

Tras el siniestro vial, que se produjo en el marco de una persecución policial, los tres delincuentes se separaron y prosiguieron con la fuga.

Según informaron fuentes de la investigación, Cristian Lanatta fue capturado por un comando compuesto por miembros del GEOF, TOE y la Gendarmería, con apoyo de guardia rural Los Pumas, de la Policía de Santa Fe.

Los delincuentes circulaban con un vehículo que le robaron a un ingeniero agrónomo de 31 años, que abordaron en la zona rural de San Carlos donde se llevaban a cabo la mayoría de los operativos de rastrillaje. Al hombre lo encontraron este sábado a la madrugada maniatado y estuvo secuestrado durante dos días en su casa del macrocentro de la capital santafesina. La camioneta luego fue adulterada de manera artesanal.

Los prófugos estaban en Santa Fe hace varios días. El miércoles pasado tuvieron dos enfrentamientos con efectivos de gendarmería, en los cuales dos agentes terminaron heridos, uno de ellos de gravedad. Se trata de la segunda balacera tras tirotearse y herir a dos policías bonaerenses en la localidad bonaerense de Ranchos.

Informe: LPO e Infobae

0 comentarios :

Publicar un comentario