miércoles, 18 de febrero de 2015

MULTITUDINARIA MARCHA POR NISMAN

Cerca de 260.000 personas marcharon desde el Congreso hasta Plaza de Mayo en
el homenaje al fiscal Alberto Nisman. (Foto: DyN)
Nacionales - Bajo una lluvia torrencial, una multitud marchó desde el Congreso hacia plaza de Mayo para homenajear al fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en su departamento hace un mes, a tres días de denunciar a Cristina Kirchner por presunto encubrimiento de los iraníes acusados de volar la Amia.

La policía metropolitana calculó 260 mil personas, a quienes se sumaron millares de personas que salieron a la calle en las principales ciudades del país.

Liderados por Guillermo Marijuán, los fiscales federales que convocaron a la marcha llegaron antes de las 18 a la plaza de los dos Congresos. Se ubicaron en un corralito en forma de pasarela que armaron con vallas alrededor del monumento a Estrada, frente al teatro Liceo.

José María Campagnol fue el más aplaudido por los manifestantes, la mayoría con banderas argentinas o carteles con la frase "Todos somos Nisman" y Nisman, mártir del pueblo argentino".

"Los K tienen un pacto con el diablo", decía una señora mientras observaba la nube negra que asomaba detrás de la cúpula del Congreso. Aunque llegó gente de todas las edades, la mayoría era de más de 45 años.

La mayor parte de la gente llegaba a la plaza del Congreso desde Avenida Callao, tanto, que a las 17 quedó atascada y con el tránsito casi cortado. Se sumaban las corridas habituales en las previas de las lluvias. 

A las 17.50 llegó a las cercanías del teatro Liceo Sandra Arroyo Salgado, jueza de San Isidro y ex esposa de Nisman, quien llegó junto a sus dos hijas. Luego arribó Sandra Garfunkel, madre del fallecido fiscal.

Justo a las 18 se largó una lluvia intensa que obligó a la gente a sacar los paraguas, que pronto colorearon las postales aéreas de la movilización.

Para protegerse de la multitud, los fiscales contaron con la ayuda de laderos de Pablo Moyano, vestidos con remeras con la frase "marcha del silencio" y abogados a hacer un cerco que proteja a los magistrados. Entre ellos se mezcló Julio Piumato, líder de los judiciales y cercano a Moyano.

La movilización de la gente no fue del todo ordenada: algunos partieron desde el Congreso pero su camino era entorpecido por quienes ya circulaban por Avenida de Mayo. Los paraguas coloreaban la escena.

Muchos optaron por esperar en la plaza de Mayo, donde alrededor de las 18.3o el silencio le dio lugar a un grito de ¡Justicia! o ¡Nisman presente!

Allí llegaron los fiscales y familiares llegaron después de las 19 y allí permanecieron, mientras la gente coreaba las estrofas del himno. El gremio de judiciales improvisó un escenario sobre un camión, pero no era fácil abrir paso para los fiscales.

Es que era tanta la multitud que cuando la columna principal llegó al frente de la Casa Rosada, los últimos de la fila quedaron cerca del Congreso.

La marcha se repitió en otros lugares del país, como la Quinta de Olivos, donde los manifestantes cantaron el himno y aplaudieron al grito de ¡Argentina!.

En La Plata, una multitud cubrió la plaza Moreno, frente a la Municipalidad y a la Catedral. Desde allí partieron a la sede de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

En Mar del Plata la concentración fue en la plaza San Martín, sobre avenida Luro y en dirección a la costa. La policía local estimó 50 mil personas presentes.

En Pinamar, los turistas se concentraron en el cruce de las avenidas Bunge y Libertador hacia el mar, donde cantaron el himno.

En Rosario la convocatoria fue a las 19 en el monumento a la bandera, para partir desde allí a la peatonal córdoba hasta al subsede de la Gobernación que hay en esa cuidad.

En Córdoba es todo más desordenado, porque no hubo convocatorias formales y la gente comenzó a concentrase en distintos puntos de la ciudad.

En San Luis la marcha la encabezó el gobernador Claudio Poggi, al frente de una columna de más de tres cuadras en torno a la plaza Pringles.

En Tierra del Fuego, la marcha fue en las dos principales ciudades: Ushuaia y Río Grande, donde marcharon alrededor de la plaza Almirante Brown y luego se dirigieron hacia el juzgado federal, donde se cantó el himno y se colocó la bandera a media asta.

La manifestación de Ushuaia comenzó en la esquina de San Martín y Guaraní, para confluir en la Casa de Gobierno de la Provincia.


Informe: LPO

0 comentarios :

Publicar un comentario