viernes, 26 de septiembre de 2014

Quién son los radicales que ya negocian con Macri

Hay ocho candidatos de la UCR que dialogan con el jefe del PRO para 
tratar de concretar posibles triunfos en sus provincias.

Macri ya entró en negociaciones
con varios candidatos radicales.
Nacionales - Mauricio Macri ya completó una lista de dirigentes radicales que podrían ganar en sus provincias y darle un volumen inestimable a su candidatura presidencial y al mismo tiempo esmerilar la de Sergio Massa. El líder del PRO tiene muy avanzadas las negociaciones con los candidatos de la UCR en Córdoba, Mendoza y Jujuy, y sostiene negociaciones en otras cinco provincias donde el radicalismo podría derrotar al peronismo.

En Córdoba, donde Macri encabeza la intención de voto, Macri tiene cerrada la candidatura de su amigo Oscar Aguad, además de haber cerrado un acuerdo con Luis Juez.

En Mendoza, Macri ya tiene un candidato seguro que es Omar De Marchi del Partido Demócrata. Pero a la vez negocia con quien lidera la intención de voto para la gobernación, que es Alfredo Cornejo.

Cornejo es el intendente de Godoy Cruz y presidente de la UCR mendocina, y supera ampliamente en las encuestas al senador justicialista Antonio Bermejo.

En Jujuy, en tanto, Macri negocia directamente con Gerardo Morales. El senador no dialoga con Massa.

Por otra parte, en Tucumán el PRO sigue coqueteando con el diputado radical José Cano, que asoma como el principal candidato para derrotar al kirchnerismo que hoy encarna José Alperovich y que el año que viene estaría representando en la figura del ministro de Salud, Juan Manzur.

En Formosa, en tanto, Macri tienta al diputado nacional Ricardo Buryaile. En Tucumán y Formosa Macri tiene un contratiempo: Buryaile y Cano también negocian con Massa.

En Santa Cruz, Chaco y La Rioja

Desde el PRO señalaron a LPO que hay charlas desde mediados del año pasado con Eduardo Costa, que ganó las elecciones legislativas de Santa Cruz en 2013 y asoma como el radical que terminará con la hegemonía kirchnerista en esa provincia.

Pero Costa, como la mayoría de los radicales con posibilidades, especula también con Massa.

Quien no especula tanto es Aida Ayala, la intendenta de Resistencia, que no sólo le abrió a Macri las puertas de Chaco sino que pareció cerrarlas a Massa. Esta semana, en una entrevista con La Nación, deseó que “ojalá acordemos con Pro para terminar con este modelo".

Por otra parte, el macrismo también mantiene conversaciones con el diputado riojano Julio Martínez, que el año pasado prácticamente le empató la elección al kirchnerista Beder Herrera.

Además de utilizar la intención de voto de Macri, que estaría empatada con la de Massa y Daniel Scioli, en el PRO tienen otra carta a la hora de negociar con los radicales.

Aseguran que si todos estos dirigentes no se suman a la candidatura presidencial del ingeniero, el PRO les va a plantar un candidato propio en cada provincia. “Esos candidatos les sacarán los votos suficientes para impedirles ganar la gobernación”, amenazan en el macrismo.

En ese sentido, en el PRO sostienen que si los radicales no arreglan con Macri corren el riesgo de perder votos radicales, un fenómeno que con Massa sería relativo ya que el líder del Frente Renovador arrastra más que nada votos peronistas.

Informe: LPO

0 comentarios :

Publicar un comentario