viernes, 24 de agosto de 2012

No hay nada que hacer

Por Martín Risso Patrón

«Quousque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?» (¿Hasta cuándo abusarás de nuestra paciencia, Catilina?).                                                                Lucio Tulio Cicerón.


El trapo mascotero diario

Está al descubierto que, cada cual en el grupo de poder kirchnerista, cumple con una función política propagandística, antes que política institucional. De esa manera, por ejemplo el diputado santafesino Agustín Rossi, tomó un micrófono y en el recinto donde se supone debe legislar, nos tiró un trapo de colores para que nos lo disputemos como juguetones y mascoteros animalillos y tengamos un motivo más para discurrir el día, un día más de este gris ocaso de la Democracia. Habló de abrir los barrios cerrados, también de los espacios públicos, que no deben cerrarse... Luego se desmintió...

Mientras, lo importante, la expropiación con fines protectivos de una cuestionada empresa impresora de billetes por su vinculación con el  vicepresidente de la República Amado Boudou, sí es un hecho legislativo, impuesto por la mera fuerza del número y la militancia arrogante de la mayoría... ¡Habría que haber visto y escuchado a Alfonsín, a Carrió, o Ocaña y los opositores en una patética sucesión de discursos, mientras los oficialistas vagaban ente los escaños hablando por celular, dormitando, riendo, en un cachondeo insultante para el magno recinto, y esperando el momento de la votación de antemano ganada.

¿Y cuando nos tiraron los 6 pesos de la comida diaria? El cachondeo era nuestro... ¡Ufa...! Se saturaron los espacios facebuqueros con cuanta ingeniosa broma o burla al respecto que fuimos los primeros en subir a la red. Mientras, el corsé a las importaciones se va cerrando a tal punto que nuestros enfermos se agravan porque no dejan los burócratas del virtual estalinismo ingresar remedios, que en casos dramáticos ¡vienen gratis! y quieren cobrar su introducción aduanera, como el del niño Mateo, de Salta, y tampoco hay medicamentos para combatir la leishmaniasis en el norte provincial. En la misma cota, hallamos que hay ausencia de insumos hospitalarios, repuestos para los aparatos, reactivos de diagnóstico y un largo etcétera. Así la cosa, en tanto la inflación está a punto de caramelo para hacer estallar todo cuanto tenga visos de mínimo orden económico doméstico.

Al mismo precio, enviaron los burócratas estalinistas de la Jefatura de Gabinete [una suerte pálida dePolitburócon su largo, largo brazo camporista, a invadir cuanto salón de usos múltiples escolar encontraran a su paso, desde el jardín infantil al secundario, a jugar juegos sobre el Héroe Colectivoque sólo tiene imagen en su propia mente, y tiene la cara de Néstor que camina enfundado en el traje de goma del Eternauta... Y ahí caímos de nuevo. Tuvimos el juguete mascotero días y días entreteniéndonos, mientras la CGT que Ella incentiva no sabe qué hacer para tener una dirección genuinamente obrera, y se pelean, lo que es el fin de la columna vertebral, a la que no vemos, por estar ocupados con el trapo de colores, que se está haciendo polvo.

Con la televisión, lo mismo... Ese juez mendocino que parece que no aprende que la Justicia federal, es eso, Federal y tiene jurisdicción como tal, de nuevo arremete contra Cablevisión que no está en Mendoza, porque a Ella le dan lipotimia las corposDe nuevo el trapo de color y nosotros comprando... Mientras en la tele para todos y todas, la del 6-7-8 y del fóbal total, en los entretiempos deportivos, nos mandan y nos mandan y nos siguen mandando el mensaje “hago lo que quiero... ¡y qué!”. Como salvar a Boudou de la Justicia, la verdadera.

¿Y lo de la re-re-re? Hartos estamos de jugar con los mensajes de burócratas, legisladores oficialistas, punterines corruptos bien pagos con la plata nuestra, porque de pronto dicen sí, como dicen no y nos embarcan en infinitas especulaciones que solamente les importan como herramienta de distracción, como un trágico juguete mascotero.

Inminencia 

Parece que, entretenidos con nuestro trapo mascotero, no nos percatamos que mañana nomás [hablando de tiempos políticos, claro] tenemos encima las elecciones parlamentarias de renovación parcial de las Cámaras del Congreso de la República.

Así es que, tirándonos tantas cosas distractivas, el politburó no sabe cómo darse maña para lograr el criollo sóviet supremo, el único con poder para aprobar las enmiendas constitucionales. A ver si soy claro: La absolutísima, total mayoría legislativa con poder para convocar, solamente de forma a Constituyentes y tirarnos una constitución que no contemple la re-re-re. ¿Y cómo es eso, Doña Clota? Me parece que no entendió, por el gesto que hizo, digo... Una Constitución que consagre un Estado totalitario, que no requiere de elecciones generales, sino a través de una Asamblea popular, sujeta al Presídium, sí... ese mismo que ejerce una jefatura de Estado colectiva, autoritaria, nepótica y corporativa... A ver si soy más claro: Algo así como el comportamiento de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, pero todo junto ¿vio? Y con una sucesión cantada, como las de los reyes, pero peor. Entonces, ¿de qué reelección discutirán los posibles constituyentes? ¡De ninguna! Ya lo dijo D’Elía: Hay que revisar todas las garantías constitucionales vigentes.

Final 

Este gobierno se caracteriza por su incompetencia y corruptela. Nos divide culturalmente como sociedad, envenenándonos de odio mediante populismo. De pronto descubrimos que somos enemigos unos de otros. La desconfianza llegó a la mesa del comedor y al dormitorio.

La militancia dejó de llamarse con ese sonoro nombre de trinchera política para llamarse colaboracionismo, que... ¿prefiere otra palabra?: Buchonaje, engendrado por el oportunismo. Al final, ni entre ellos tienen paz... Si no, pregúntenles a los Moyano o a los Scioli.

Los laburantes de hoy, los de ayer que hoy son los jubilados, laburan y jubilean para los que viven a sus expensas... Como dijo El Tribuno local en su titular central: “¿Laburar? Más salteños pierden interés o la esperanza por conseguir un trabajo”. Con los subsidios desterraron la cultura del trabajo.

No caben dudas de que nuestra Patria debe convertirse definitivamente en una República democrática, con una sociedad libre de todo autoritarismo, justa y libre.
Si seguimos jugando con los trapos de colores que nos tiran a diario, se nos escapa lo importante, lo que en realidad están tramando, haciendo y deshaciendo los usurpadores de la República.

Suena ya la hora de que discutamos entre nosotros quiénes serán nuestros candidatos a legisladores en el 13. A ver si en una de esas rompemos esa perversa corpo que por hoy, en lugar de legislar, cachondea esperando el momento de levantar la mano para cumplir la orden de arribamientras las minorías que supimos conseguir creen y nos hacen creer que hacen oposición.

Marcus Tullius Cicero, el de las Catilinarias y de las Filípicas, tenía razón, y hacía una advertencia que el pueblo no advirtió. Cuando lo iban a ejecutar, les hizo su última advertencia: “Córtenme la cabeza con corrección...”. Y se la cortaron nomás. Abusando de su paciencia.

© MRP

0 comentarios :

Publicar un comentario