jueves, 30 de agosto de 2012

Apuesta oficial al voto joven para poder sumar 4 puntos más en las elecciones de 2013

Carlos Kunkel ya había adelantado que
el proyecto del "voto joven" será aprobado.
Nacionales El oficialismo insiste con llevar adelante su proyecto para lograr habilitar el voto de los jóvenes de 16 y 17 años aunque ya hay iniciativas similares en otras fuerzas de la oposición. El kirchnerismo cree que puede logra en 2013, unos 4 puntos para las legislativas lo que permitiría encarar la reforma constitucional. Sin embargo, los números no parecen ser los que el oficialismo cuenta.

El Gobierno apuesta a agregar al menos 4 puntos en los comicios del año próximo con los votos de jóvenes de 16 y 17 años, quienes quedarían habilitados si prospera alguna de las leyes propuestas por el kirchnerismo.

Los principales son los senadores oficialistas Aníbal Fernández y Elena Corregido y los diputados Jorge Yoma, Diana Conti, Pablo Kosiner y, aparte, Graciela Caselles, todos del Frente para la Victoria.

Los proyectos fueron presentados meses atrás pero tomaron vuelo cuando en su paso por La Plata el diputado Carlos Kunkel, quien suele anticipar las medidas del Gobierno, dijo que su bloque aprobará alguna de esas iniciativas.

Los 4 puntos con los que sueña el kirchnerismo serían un aporte trascendente en su difícil misión de sumar legisladores para alcanzar los dos tercios necesarios para reformar la Constitución.

Pero en el Gobierno no se entusiasman con tener toda esa porción de votantes a su favor.

Necesitarían que la totalidad de esos chicos se acerquen a las urnas, cuando se trataría de un derecho optativo. Pero, además, si bien las últimas elecciones dan cuenta que el kirchnerismo tiene llegada a la juventud, se descuenta que no podría sumar la totalidad de los nuevos electores.

El proyecto de Conti, Yoma y Kosiner, presentado el 14 de marzo, plantea sustituir el artículo 1 del Código Electoral -ley 19.945- y señala que "son electores nacionales los ciudadanos de ambos sexos, nativos, por opción y naturalizados, desde los dieciséis años cumplidos de edad, que no tengan ninguna de las inhabilitaciones previstas en esta ley".

En el artículo 2 el proyecto incorpora una excepción a la obligatoriedad del voto, para que sea voluntario en el caso de los menores de 18 años.

Caselles, en su proyecto, establece una modificación del artículo 25 del Código Electoral para que el juez electoral del distrito pueda requerir la colaboración del Ministerio del Interior para la impresión de las listas provisionales con las personas que cumplan 16 años de edad hasta el mismo día del comicio.

En esos casos, como también Fernández y Corregido aclaran que se tratará de un voto optativo. Los senadores, además, propusieron sumar a los residentes de dos años.

Como anticipó Kunkel, el Gobierno evalúa por estas horas con cual de esos textos avanzar y si es necesario hacer algunos retoques en el debate en comisión.

Lo que dicen en la oposición

Cualquier cambio del Código Electoral requiere de una mayoría agravada, o sea, el voto de la mitad más uno de los cuerpos sin importar cuántos estén presentes. Serían 129 diputados y 37 senadores.

En realidad, ante la repetida estrategia de no dar el quórum que tiene la oposición, el kirchnerismo ya apela a contar con esos números para iniciar una sesión.

Como ocurrió en la mayoría de las iniciativas del Gobierno, en este caso tendrían el apoyo del Frente Amplio Progresista, que viene votando dividido.

El diputado Claudio Lozano, de Unión Popular, también tiene presentado un proyecto para que voten los jóvenes de 16 y 17 años, acompañado de Libres del Sur (Victoria Donda) y Proyecto Sur, que ahora tiene un bloque aparte con tres miembros. Se sabe: el kirchnerismo suele correr a estos legisladores

El socialista Roy Cortina adelantó que está de acuerdo. "Estoy de acuerdo con la iniciativa. En principio, sin conocer demasiados detalles, estaría dispuesto a discutirlo y apoyarlo, siempre y cuando sea optativo", adelantó.

El senador Luis Juez y sus tres diputados apoyaron la expropiación de la ex Ciccone y en el FAP ya los consideran como aliados ocasionales de los K. “Están de acuerdo con algunas cosas del Gobierno”, les recriminan.

Al kirchnerismo no le sobran muchos votos para el quórum propio: sólo si ajusta todos los aliados puede llegar sin transpirar a contar entre 135 y 140. Por eso, la ayuda del FAP sería muy importante.

No es el caso del Senado. El jefe de bloque Miguel Pichetto tiene 33 votos propios y viene garantizando 5 aliados permanentes y un puñado similar de itinerantes, que no le dificultan empezar una sesión.

El radicalismo aún debate qué hacer pero sin embargo el diputado chaqueño Hugo Maldonado adelantó que votará a favor. “Adelanto mi opinión favorable del sufragio a partir de los 16 años porque esa medida debe formar parte de un programa integral de construcción de ciudadanía donde los deberes y responsabilidades se conjuguen con acciones concretas”, afirmó.

No le interesó que el senador Gerardo Morales y el propio presidente del partido, el santafesino Mario Barletta, hayan planteado algunas objeciones.

“Si se les va a dar un derecho, tiene que ser obligatorio no comparto que a los chicos se le dé la opción de votar. O se les otorga el derecho pleno o no se le da", opinó Morales.

Barletta sostuvo que “a este Gobierno poco le interesa la juventud” y sostuvo que con la iniciativa "está sacando un mezquino cálculo para obtener más votos" en las elecciones 2013”.

Miguel Bazze, aún presidente de la UCR bonaerense subrayó que "no hace falta ser demasiado inteligente para darse cuenta que este gobierno hace todo en función de su propia conveniencia. Necesita producir un cambio porque sabe que con el actual padrón de electores no le va bien, y por eso quiere que voten los chicos de 16 años".

Y sostuvo que quien imagina que los menores votarán por el kirchnerismo los subestima. “Creen que porque son jóvenes van a creer con más facilidad las deformaciones del relato oficial".

Informe: LPO

0 comentarios :

Publicar un comentario