viernes, 23 de septiembre de 2022

«LOS FISCALES MINTIERON, CALUMNIARON Y DIFAMARON EN EL ALEGATO FINAL»

Al exponer en su propia defensa en la causa Vialidad, 
Cristina Kirchner dijo que “quedaron expuestas las arbitrariedades que se cometieron en este juicio”

 Cristina Kirchner
(Captura de video)

Judiciales
- La vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, expuso este viernes ante el Tribunal Oral su propia defensa en la última jornada de su alegato en el juicio por la causa “Vialidad” en la que está acusada por asociación ilícita en la que afirmó: “Se desmontaron las mentiras de los fiscales Luciani y Mola”, y sostuvo que “quedaron expuestas las arbitrariedades que se cometieron en este juicio”. Además, apuntó contra el Poder Judicial porque “es el único ámbito donde se desconocen las leyes”.

Tras la exposición de su abogado Carlos Beraldi y un cuarto intermedio de diez minutos, la vicepresidenta hizo uso de la palabra desde su despacho en el Senado de la Nación pasadas las 11.30

Comenzó su exposición aclarando que hacía estaba “ejerciendo el derecho que me concede el artículo 10 del Código Penal en cuanto que como soy acusada, pero al mismo tiempo soy abogada puedo hacer uso en esta etapa del alegato por mi carácter de profesional”, porque “me fue negado el derecho de hacer mi defensa oportunamente cuando hubo una improcedente y arbitraria ampliación de los alegatos del fiscal sobre pruebas que no habían sido ameritadas y con acusaciones que no habían existido”.

“Por lo tanto cabe aclarar que esta declaración que voy a hacer no es una graciosa concesión del Tribunal, sino que me asiste el 104 del procedimiento por lo cual, si no hubiese sido la suerte de ser abogada, hubiera estado en un estado de indefensión frente al alegato del fiscal”, remarcó.

En primer lugar, felicitó a su abogado Carlos Beraldi y Ari Llernovoy por “el ejercicio profesional de la defensa que desplegaron de una manera tan profesional y fundamentalmente tan clara, en cuanto a escuchar el alegato del fiscal a pasar a los hechos y a la valoración de la prueba y por último a aplicar el derecho”.

“Se desmontaron las increíbles mentiras que desarrollaron del fiscal Luciani y Mola y quedaron expuestas las arbitrariedades que se cometieron en este juicio”, afirmó Cristina Kirchner y contó que siguió las exposiciones de sus abogados “en vivo y en directo y sentí que era como estar en una serie, donde finalmente se encuentra la verdad que es el deber de los juicios, los jueces y los fiscales porque de eso se trata un juicio”.

A continuación, tomó un puñado de hojas y explicó: “Tengo acá en mis manos el desarrollo que hicieron mis abogados con las pruebas, con las intervenciones, con las intervenciones de los testigos, con la exhibición de las pruebas documentales y periciales, y la verdad que no se puede creer cómo se ha llevado adelante este juicio y por qué”.

Y solicitó que “se extraiga testimonio de todas las mentiras de los fiscales contrastadas con las pruebas periciales, testimoniales y documental de este juicio”, y agregó: “Las pruebas tienen que estar en el expediente y confrontado esto con el derecho”.

A pesar de las críticas al alegato de la Fiscalía la defensa de Cristina Kichner no pidió su nulidad, algo muy habitual en los juicios. Tampoco no lo hizo ninguna de las otras cinco defensas que hasta ahora alegaron en el juicio. “Es la imputada y tiene derecho a decir cualquier cosa. Pero no refutó las acusaciones. Estamos muy tranquilos con lo que hicimos”, dijeron fuentes allegadas a la fiscalía.

Más adelante, Cristina Kirchner se refirió a la supuesta reunión con Lázaro Báez en Río Gallegos y expresó: “No sé qué le pasa a Comodoro Py con mis reuniones, tuve que soportar 25 tapas de diarios, mis secretarios ir a declarar a Comodoro Py porque decían que yo había mantenido una reunión con el juez Sebastián Casanello. Luego de años se comprobó que los testigos eran falsos y se demostró que era mentira”.

Y recordó la polémica foto del diario Página 12 sobre los partidos de fútbol de los fiscales en la quinta del expresidente Macri: “Que a la luz de otras reuniones que se conocieron con otro presidente de la Nación y con camaristas, con jueces en este mismo Tribunal. Fiscales y jueces juegan en la quinta del presidente Mauricio Macri y a nadie parece extrañarle. Pero parece que era muy delictivo se entrevistara con el doctor Casanello en Olivos. No fue, la entrevista no existió”.

A su vez, contó que conoció al juez Casanello “cuando la Cámara Federal de Instrucción lo obligó a que me indague en la causa de la Ruta del Dinero K sin prueba alguna contra mí y lo obligaron”. Volviendo a la reunión que “de existir no hubiera constituido ningún delito, pero el fiscal la puso como presupuesto fáctico absolutamente probatorio de un plan ‘limpien todo y no se otras cosas’. Toda mentira ese día estaba en un acto en Río Negro”.

En el tercer ejemplo sostuvo: “Escuchamos al fiscal Luciani en una de sus alocuciones artísticas”, y explayó: “Luciani se refirió a una prueba de otra causa: el celular del exsecretario de Obras Publicas José López. El fiscal Luciani en un ejercicio histriónico dijo que estuvo durante meses mirando las 9.000 fojas del teléfono, que controlaron 26.000 llamadas y mencionaron cuatro que mostraban la familiaridad con Báez, se le pasaron por alto más de 400 llamadas con Caputo el hermano de vida del señor Macri, donde denotaba una familiaridad que ninguno de los que estamos en este juicio tenemos entre nosotros”.

Y acusó: “Se le pasó, o la del empresario Carlos Gutiérrez ambos visitantes asiduos en Los Abrojos, la misma quinta en la cual un señor juez integrante de este Tribunal y Fiscal juegan al fútbol”.

Con estos ejemplos, la vicepresidenta señaló que “demuestran las mentiras en las que incurrió la fiscalía y creo yo que estamos ante un claro caso de prevaricato, porque no sólo los jueces tienen la obligación de buscar la verdad, sino todos los funcionarios judiciales”. Por ese motivo indicó que pedirá que se investiguen estos hechos señalados por la fiscalía “donde queda demostrado que los fiscales mintieron, calumniaron y difamaron en el alegato final de acusación”.

El atentado del 1 de septiembre

En esta etapa de su exposición hizo referencia al ataque que sufrió el 1 de septiembre en manos de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte y contó: “Hasta ese día pensé que sólo querían estigmatizarme”.

Añadió: “Ustedes señores jueces me acusan de ser jefa de una asociación ilícita, estoy acusada por cinco asociaciones ilícitas, llegaron a decir que firmé el Pacto con Irán para encubrir a los responsables del atentado de la AMIA. Pienso a los pibes y a las pibas judíos que escuchan eso, ustedes armando esto en Comodoro Py”.

En ese contexto, la Vicepresidenta dijo que se siente indefensa. Aseguró, por ejemplo, que su despacho de la Cámara de Senadores fue apedreado durante 40 minutos sin que interviniera ninguna fuerza policial “local o nacional”. La causa sobre este episodio quedó a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, los mismos funcionarios que investigan el atentado en su contra.

Recordó además que el día que el fiscal Luciani pidió una condena de 12 años en su contra algunos canales de televisión mostraban la puerta de su casa. “Es la única puerta que se conoce en la Argentina, la de Juncal y Uruguay, ahí mismito donde me quisieron pegar el tiro”, analizó.

Sobre los responsables del atentado del 1 de septiembre lanzó: “Nadie puede pensar que esa banda pensó, ideó lo que me hicieron, pero bueno”. “Cuando Luciani finalizó su alegato mostraron en pantalla partida la puerta de la casa, la única que se conoce que es la mía, ahí mismo donde quisieron pegarme un tiro”, agregó.

Cristina remarcó que los abogados del líder de la banda de los Copitos “eran asesores de un senador de la Nación, alguien que se sienta cerca mío. Defienden a quien me quiso matar”, y expresó: “Me siento indefendida”.

Informe: Parlamentario.com, agencias y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario