sábado, 16 de abril de 2022

Lunes: día D para la guerra judicial abierta por el Consejo de la Magistratura

 Horacio Rosatti

Por Claudio Mardones

El viernes 15 de abril arrancó otra etapa para el Consejo de la Magistratura. No será menos tortuosa que las anteriores, pero su desarrollo impactará en el escenario político, con una importancia opacada por las versiones de cambios en el Gabinete Nacional.

El jueves venció el plazo previsto por el fallo de la Corte que declaró inconstitucional su composición de 13 miembros. Desde ahora se ampliará a 20 y será presidida por el titular del máximo tribunal, Horacio Rosatti.

La medida se hará efectiva el próximo lunes, cuando haya concluido el feriado largo por Semana Santa, pero la llegada de los consejeros que faltan todavía es materia de una inesperada controversia que también deberá resolver la Corte.

El martes por la noche el juez federal de Paraná, Daniel Alonso, le ordenó a las dos cámaras del Congreso "que se abstengan de designar nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura de la Nación", hasta que le entreguen al juez un informe sobre "la trascendencia institucional de la cuestión y la necesidad de extremar los recaudos para evitar cualquier afectación de la independencia de los demás poderes del Estado".

La medida cautelar fue solicitada por el diputado nacional por Entre Ríos, Marcelo Cassareto, de estrecho vínculo con el presidente Alberto Fernández. Con esa presentación judicial, el juez quedó en medio de la tormenta porque la oposición recordó que quiere ser camarista federal en Rosario y lo cuestiona por formar parte de la "Lista Celeste", uno de los grupos internos de jueces que conviven dentro de la Asociación de Funcionarios y Magistrados de la Justicia Nacional.

Es el mismo espacio donde está el juez Alberto Lugones, titular del Consejo, que desde este jueves sigue en el organismo pero con funciones presupuestarias y administrativas hasta que desembarque la Corte.

Cassareto presentó su amparo basado en un argumento que, hasta ahora, no ha tenido una interpretación definitiva de la Justicia: que el fallo ordena volver a una composición definida por una ley de 1997 que fue derogada por el Congreso cuando votó la nueva norma, que la Corte anuló a mediados de diciembre y emplazó al Poder Legislativo a sancionar una nueva ley en cuatro meses.

Conflicto de poderes

La decisión de Alonso pateó un hormiguero, pero el oficialismo, a través de Cassareto, se anotó un poroto importante en medio de un momento difícil, porque se trata de un abierto conflicto entre dos poderes del Estado, donde Juntos por el Cambio apuesta a respaldar todas las decisiones que adopte la Corte, es decir, que sus dirigentes y consejeros se preparan para defender la nueva composición y el inminente desembarco de Rosatti al frente del organismo.

Del mismo modo esperan que el máximo tribunal toma otra decisión determinante: que anule el amparo de Alonso, a partir del pedido que presentó el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, presidido por el constitucionalista Alberto Garay. Se trata del impulsor de la demanda original y le pidió a la Corte que haga cumplir la sentencia sin más dilaciones.

A ese planteo se sumó el fiscal federal Leandro Ardoy, que apeló la decisión porque considera que el juez no cuplió con requisitos formales, entre ellos, darle vista del pedido de Casaretto. La apelación del fiscal también seguirá los plazos judiciales que apremian para que se resuelva esa controversia. Si la Corte anula la decisión de Alonso, las dos cámaras deberán avanzar con la designación del senador y el diputado por las segundas minorías.

Antes del vencimiento del plazo, ante las dificultades que surgieron cuando el Senado se demoró para aprobar el proyecto del oficialismo, el Consejo abrió el paraguas para regresar a la composición de 20 miembros: ya fueron elegidas una jueza y dos abogadas. Falta un representante académico que será elegido el próximo lunes, cuando Rosatti asuma la presidencia del organismo.

Para cubrir los dos sillones para legisladores, JxC eligió el senador cordobés Luis Juez y a la diputada santacruceña Roxana Reyes, que integra la bancada radical conducida por Mario Negri. Por los abogados, la ganadora es Jimena De la Torre, cercana al PRO, que llegó a ese lugar con el respaldo del expresidente Mauricio Macri. Todos están esperando que llegue Rosatti y los incluya en la nueva composición, a partir del lunes.

© iProfesional

0 comentarios :

Publicar un comentario