martes, 22 de septiembre de 2020

JUNTOS POR EL CAMBIO IMPUGNA ÚLTIMA SESIÓN DEL SENADO

El interbloque presentó una acción de amparo porque 
afirman que no se encontraba vigente el protocolo para 
sesionar de manera virtual


Nacionales
- El interbloque de senadores de Juntos por el Cambio presentó este martes 22 de septiembre una acción de amparo para impugnar la sesión especial que se realizó el último miércoles 16, por considerar que no se encontraba vigente el protocolo para trabajar de manera remota.

Ante este escenario de conflicto, similar al que ya tuvo lugar en la Cámara de Diputados por cuestiones similares, la vicepresidenta Cristina Kirchner desplegó su furia a través de las redes sociales.

"Judicializan la política porque no aceptan las reglas de juego democrático", manifestó la titular del cuerpo, citando un comunicado que difundió el interbloque del Frente de Todos titulado "Nuevamente el bloque macrista quiere paralizar el Senado y se niega a debatir".

Cristina Kirchner consideró que se trata de una "excelente definición de lo que está pasando en el Parlamento argentino. Quieren paralizarlo", dijo por Twitter, y abrió un nuevo capítulo en el enfrentamiento entre el oficialismo y la oposición en la Cámara Alta.

Las comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda comenzaron ayer a tratar en un plenario el proyecto del Poder Ejecutivo para quitar un poco más del 1% de la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires para otorgárselo a la provincia de Buenos Aires, luego de la crisis que atravesó con la Policía Bonaerense por los sueldos.

"Este debate se dará en el ámbito del Parlamento, donde se encuentran representados los intereses de todas las provincias y del Pueblo Argentino", señalaron los senadores del Frente de Todos en el texto, donde resaltan que será "como siempre lo hace nuestro espacio político, un debate de cara a la sociedad".

En ese contexto, cuestionan que "la bancada macrista amenaza con paralizar el funcionamiento del Senado, recurriendo nuevamente a los juzgados a buscar lo que no lograron conseguir en las urnas. Judicializan la política porque no aceptan las reglas del juego democrático", advirtieron.

Según confirmaron fuentes del interbloque de Juntos por el Cambio, la presentación con fecha de este martes se realizó ante el Juzgado Nacional Contencioso Nro. 9, en contra de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación .

En la presentación —firmada por el jefe del interbloque, el radical Luis Naidenoff; y el titular del bloque del PRO, Humberto Schiavoni— realizan un repaso sobre la cronología del funcionamiento a distancia del Senado, obligado por el aislamiento en plena pandemia y aseguran que en la última oportunidad no hubo acuerdo de todos los sectores para seguir trabajando a distancia.

Es que Juntos por el Cambio insiste con ir llevando las sesiones a la modalidad presencial, sobre todo en aquellos temas polémicos. Con la reforma judicial no lo lograron pero esperan que así suceda con otras cuestiones como el Presupuesto 2021.

"En síntesis: la Presidencia reconoce y sabe que no puede prorrogar las sesiones remotas per se, sino que tiene que hacerlo el pleno de la Cámara, porque ello implica una reforma al Reglamento. Y toda reforma requiere dos tercios de los votos", explican en el texto que se presentó ante la Justicia.

También recuerdan que el primer entendimiento establecía que las sesiones remotas solo eran para tratar temas vinculados a la pandemia de Covid-19, una cláusula que se fue desdibujando con el correr del tiempo y las necesidades del Gobierno nacional por aprobar otros asuntos estratégicos.

Juntos por el Cambio insiste en que se necesitan los dos tercios de los votos de la Cámara para realizar una modificación en el reglamento, un número que el Frente de Todos no puede reunir solo con su gente.

"Pese a la votación negativa de los 28 senadores de los distintos bloques de oposición y a no haberse llegado a los dos tercios, la presidente del cuerpo hizo constar en el acta de la sesión que estaba aprobada la ratificación de la DP 14, cuando no lo estaba por no haberse alcanzado la mayoría requerida para adoptar tal decisión", describen en la denuncia los senadores opositores, en alusión al desarrollo de la última sesión y del decreto presidencial 14 por el cual se prorrogó el protocolo por 60 días, supuestamente sin el aval opositor.

Entre las argumentaciones, se asegura que "nos encontramos con una situación de violación de derechos de rango constitucional -que como veremos emergen tanto de la Ley Suprema como de tratados internacionales- en forma arbitraria, ilegal y manifiesta, por parte de las autoridades del Senado de la Nación y especialmente de su Presidente, no existiendo otro medio judicial idóneo por nuestra parte, para impedir una lesión irreparable a los derechos en cuestión".

Para manifestar su descontento, los senadores opositores se "desconectaron" de la última sesión, tras un fuerte cruce que tuvo el vicepresidente de la Cámara, el radical Martín Lousteau, en donde le enrostró a Cristina Kirchner que solo se tratan los temas de la agenda kirchnerista: "Esto es un delivery, usted lo pide, usted lo tiene", se quejó.

Lousteau es uno de los senadores que participan de manera presencial, junto a Laura Rodríguez Machado, Maurice Closs y Claudia Ledesma, mientras que el resto de los legisladores se conectan en forma remota.

Informe: Perfil.com

0 comentarios :

Publicar un comentario