miércoles, 15 de julio de 2020

«QUIZÁS URUGUAY SE CONVIERTA EN UN LUGAR DE LLEGADA DE MUCHA GENTE»

El presidente Luis Lacalle Pou dijo que después de la 
pandemia “no queremos simplemente que los extranjeros vengan a invertir, queremos que vengan a vivir"

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou durante la entrevista que le realizó
un canal de televisión argentino. (Captura de video)
Uruguay - Entrevistado en el canal argentino Todo Noticias, el presidente Luis Lacalle Pou estimó que es posible que tras la pandemia por el COVID-19 que “Uruguay se convierta en un lugar de llegada de mucha gente”.

El mandatario participó el martes del programa “Palabra de Leuco”. En la primera entrevista que dio a un medio argentino, Lacalle Pou enfatizó que “no queremos simplemente que (los extranjeros) vengan a invertir, queremos que vengan a vivir, no está diseñado (solo) para Argentina, sino para el mundo”.

Lacalle Pou consideró que después de esta pandemia, desde su punto de vista se pueden producir “dos fenómenos que Uruguay casi que puede llegar, si hacemos las cosas bien, hecho a medida para tal fenómeno”.

Por un lado, entiende que “alguna gente va a optar por salir de las grandes urbes”. En esa decisión “y ese es el segundo paso, va a optar por países donde haya una sanidad ambiental, y obviamente que en este caso incluyo la sanidad humana”.

Subrayó que Uruguay “está haciendo todos los esfuerzos para cuidar a su gente”, por lo que “quizás la consecuencia posterior de esta pandemia es que Uruguay se convierta en un lugar de llegada de mucha gente”.

“Los vamos a esperar con los brazos abiertos porque Uruguay los necesita, los quiere y esperemos que puedan desarrollarse como individuos”.

En esa línea, el presidente afirmó que Uruguay tiene “capacidad de relacionarse con el mundo, de exportar intelecto, materia prima con valor agregado”.

Vínculos con la Argentina

Con respecto a su vínculo con Argentina y particularmente con el presidente Alberto Fernández, Lacalle Pou contó que lo conoció hace “seis o siete” años. Señaló que con él hablaron por teléfono “más de una vez” y respecto al vínculo entre ambas naciones sostuvo: “Tenemos que ser responsables de una tradición histórica, de hermandad, relaciones complementarias”.

Consideró que si las relaciones, no solo con Argentina, son ideológicas “seguramente tengamos conflicto y no estemos representando a todo el país”.

Consultado sobre si no hubo un sesgo ideológico cuando decidió no invitar al presidente venezolano Nicolás Maduro a su ceremonia de asunción, Lacalle respondió: “Tenía un sesgo democrático, no ideológico”.

En línea con lo que declaró semanas atrás en una conferencia vía Zoom, el mandatario indicó que “estuvo en discusión las relaciones diplomáticas y la asunción de un presidente de la República. Me resultaba muy difícil de hablar de democracia, derechos humanos y otras cosas teniendo al dictador Maduro enfrente”.

Por otro lado, el presidente fue consultado sobre cómo se define desde el punto de vista ideológico y señaló que se considera un “liberal”, pero que a veces el liberalismo está “teñido de individualismo”, pero considera que “nunca lo ha sido, o al menos, en mi concepción”:

“El liberalismo para que sea puro tiene que ser con una sensibilidad social, tiene que ser solidario. No hay libertad pura si el entorno no puede gozar de esa libertad”, subrayó.

Respecto al apoyo uruguayo al candidato estadounidense para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone a contramano de lo que es tradición, dijo que “los latinos no nos pusimos de acuerdo. No había acuerdo entre los países de América del Sur para llevar adelante una candidatura única”.

En cuanto al voto uruguayo para que Luis Almagro siguiera presidiendo la OEA, Lacalle Pou explicó que para ello pesó que “Almagro ha tenido políticas con respecto a los derechos humanos, al valor democrático y la censura a la dictaduras con la cual me siento representado”.

Informe: El País (Montevideo)

0 comentarios :

Publicar un comentario