lunes, 25 de mayo de 2020

¿CUÁNTO VALE LA VIDA?

La intimación del Juzgado Federal de Salta 1 a la Obra Social Boreal, por $ 500 diarios.
Por Patricia Patocco

Como los billetes de $5 ya no corren y los de $10 van camino a su extinción, cuando una compra en el almacén le dan calditos sueltos, sobres de té o una tortilla de vuelto.

Obvio que una acepta, ¿qué otra queda?

Si una anda por la calle sin barbijo se somete a la posibilidad de una multa de $1.000 o $1.500.

Los valores varían según la provincia. Los porteños pueden llegar a pagar $ 80.000. Obvio, que hacemos caso. ¿Quién tiene ese dinero para despilfarrar en una desobediencia ¿no?

Todos actualizan sus precios.

Todos menos la Justicia Federal.

Laura A. Patocco es una paciente oncológica de Salta capital. Tiene un Recurso de Amparo ganado a la Obra Social Boreal, luego de que ésta se negara a la provisión de medicamentos el año pasado y pese a varias presentaciones y medidas cautelares, ésta sigue en la dilación sistemáticamente y con excusas insólitas – de “papeleo”, de “empleados que no entendieron”, de “pedidos que no llegan”, de “farmacias incumplidoras” a la provisión de los medicamentos oncológicos.

Ante la reiteración de la demora de drogas, que no puede dejar de consumir a riesgo de severo deterioro de su salud, su abogada hizo una nueva presentación y el Juzgado Federal Nº 1 de Salta, por nota del 20 de mayo de 2020 “intima a la Obra Social Boreal a cumplir con el fallo dictado, de lo contrario se aplicarán sanciones conminatorias que se fijan en la cantidad de $500 diarios a computarse a partir del quinto día de la notificación, por cada día de demora”.

Si, como leen, $500 por día de multa para la Obra Social.

Parece un chiste si esto se tratara de humor negro.

$500 por día de multa a la Obra Social Boreal que demora la entrega de medicamentos importantísimos, que hacen la diferencia entre la vida y la muerte.

$500 por día de multa y si Ud. está enferma aguante, respire, siga haciendo cuatro llamadas diarias, siga pidiendo, exigiendo, rogando, comprendiendo, angustiándose y estresándose día a día.

Por eso no funcionan bien las Obras Sociales.

Por eso no sirven los reclamos a la Superintendencia de Servicios de Salud, que en teoría las controla.

Porque les aplican multas que son casi caricias para una Obra Social de alcance nacional, entonces les sale más barato pagarlas que pagar el medicamento.

Una multa de $500 para una obra social vs. una multa de $1.500 para un ciudadano de a pie que no se pone barbijo…

¡Es increíble!

Un chas chas en la cola para la Obra Social, quizás sería más efectivo ¿no?

Como es insólito también que la Justicia Federal siga trabajando on line, que un Recurso de Amparo demore meses en salir a defender al ciudadano enfermo, que ANSES no atienda los reclamos, al menos en las delegaciones de Salta, donde ya trabajan – con recaudos- shoppings, ferias barriales, comercios, confiterías.

¡Qué largo el laberinto de cursar una enfermedad y pedir el amparo del Estado!

$500 de multa por día…

¿Qué burla a la sociedad es ésta?

© Patricia Patocco / Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario