jueves, 2 de enero de 2020

FISCALES CRITICAN A FERNÁNDEZ POR DECLARACIONES SOBRE MUERTE DE NISMAN

En un comunicado, los funcionarios dijeron que las 
expresiones presidenciales pueden interpretarse como 
“un intento de injerencia en el sistema de justicia”

Alberto Fernández al efectuar declaraciones en el documental de Netflix sobre
la muerte del exfiscal Alberto Nisman. (Captura de video)
Nacionales - A través de un comunicado dado a conocer este jueves, la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación manifestó “su honda preocupación” por las declaraciones mediáticas que realizó, en las últimas horas, el presidente Alberto Fernández, sobre la investigación que se lleva adelante por la muerte del extitular de la UFI AMIA, Alberto Nisman.

Las declaraciones de Fernández fueron a raíz del documental de Netflix que se estrenó esta semana y en él que había afirmado, en el año 2017, considerando la hipótesis del homicidio: “Hasta el día de hoy, dudo de que se haya suicidado”.

Pero este jueves 2 de enero, en una entrevista con Radio 10, afirmó: “desde 2017, cuando se grabó la entrevista, hasta ahora no apareció ninguna prueba seria que diga que a Nisman lo mataron y apareció una pericia absurda que contradice los más elementales principios”.

La afirmación de Fernández, en referencia al peritaje de Gendarmería, que en septiembre de 2017 estableció que la muerte de Nisman fue un crimen, fue lo que motivó el comunicado de la Asociación. Con la firma del fiscal federal Carlos Rívolo, el escrito sostuvo: “entiende esta Asociación que esos cuestionamientos vertidos a través de los medios de comunicación sobre prueba pericial de la investigación, sin sustento legal alguno, proveniente de la más alta autoridad del Poder Ejecutivo y no siendo por lo tanto parte de un proceso, no pueden dejar de ser interpretados como un intento de injerencia en el sistema de justicia y en el desempeño del Ministerio Público, a la luz de las cláusulas constitucionales que le aseguran independencia y autonomía en el desempeño de sus funciones” .

A lo que agregaron que, a partir de allí, es que solicitaron “la debida prudencia que aleje toda posibilidad de vulneración de los principios republicanos al no respetarse la división de poderes”.

La Asociación tuvo un rol activo desde la muerte de Nisman, ocurrida en enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la entonces presidenta en ejercicio, y actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través del Pacto de Entendimiento con Irán.

Apenas conocido el hallazgo del cuerpo del exfiscal, desde la entidad manifestaron su "conmoción y hondo pesar" al tiempo que pidieron que "se establezcan todas las comunicaciones que recibió Nisman antes de su muerte". Así como que se garantizara la integridad del equipo de trabajo de la UFI AMIA y de las pruebas reunidas hasta el momento. Para un mes después de la muerte, convocaron a una multitudinaria marcha denominada como 18F en la que se rindió homenaje a Nisman y se pidió por el esclarecimiento de lo sucedido.

La muerte de Nisman

El próximo 18 se cumplirán cinco años del hallazgo del cuerpo de Nisman, con un balazo en la cabeza, en el baño del departamento que alquilaba en el piso 13 de Le Parc Puerto Madero. Cuatro días antes había presentado la denuncia contra Cristina Kirchner, el entonces canciller Héctor Timerman, y el dirigente Luis D’Elía entre otros. En tanto que pocas horas después del hallazgo, Nisman debía presentarse en el Congreso de la Nación para explicar su denuncia.

Durante el primer año, la causa tramitó en la justicia de Instrucción, adónde recayó inicialmente, en manos de la jueza Fabiana Palmaghini y la fiscal Viviana Fein. En 2016, tras varios intentos de las querellas de familiares de Nisman, el expediente finalmente llegó a la justicia federal.

Los encargados del caso desde entonces son el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano. Fueron ellos quienes en septiembre de 2017 recibieron el resultado del peritaje interdisciplinario de Gendarmería Nacional que estableció que la muerte de Nisman fue un crimen y no un suicidio. En diciembre, tres meses después se concretó el procesamiento del técnico informático Diego Lagomarsino, como partícipe necesario del crimen. Lagomarsino admitió desde el primer momento ser quien facilitó el arma calibre 22 de la que salió la bala que mató a Nisman. Siempre sostuvo que fue el fiscal quien se la pidió por seguridad.

El procesamiento también alcanzó a los custodios de Nisman por incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos. Medio año más tarde, la Cámara Federal de Apelaciones confirmó los procesamientos y pidió que se profundice la línea que vinculaba la muerte a la denuncia que había presentado poco antes. Aún no hubo novedades sobre quién cometió el crimen, tampoco precisiones sobre la hora en que se cometió, ni el móvil.

Informe: Perfil.com

0 comentarios :

Publicar un comentario