lunes, 30 de julio de 2018

Desde la UCR le responden a Estela de Carlotto

La titular de Abuelas había “perdonado” a Alberto Rodríguez Saá por una carta de éste a Emilio Massera en la que le pedía "castigo ejemplar para los subversivos".

Estela de Carlotto
Nacionales - Diputados y referentes de la UCR de San Luis, junto a dirigentes locales de distintos ámbitos, cuestionaron este lunes a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, por haber "perdonado" al gobernador provincial Alberto Rodríguez Saá. El dirigente justicialista era criticado a su vez por organismos de derechos humanos por una carta enviada a Emilio Massera durante la última dictadura cívico-militar.

El pasado 25 de julio, la referente de Abuelas de Plaza de Mayo se reunió en San Luis con el gobernador, al que perdonó por la misiva enviada en 1978 al entonces miembro del gobierno de facto, para reclamarle "un castigo ejemplar para los subversivos" de la provincia.

"De esa carta ya sé, es un pasado. La oportunidad del cambio hay que dársela a todos", argumentó Carlotto días atrás durante una conferencia de prensa tras la reunión.

A través de una carta abierta, los diputados expresaron su desaprobación con la actitud de la referente de derechos humanos y advirtieron que ellos "siempre serán inclaudicables con los genocidas y sus colaboradores".

La misiva está firmada por el diputado nacional José Riccardo; por el nieto del exgobernador Elías Adre, Guillermo Adre; el intendente de la Ciudad de San Luis Enrique Ponce; familiares de Pedro Valentín Ledesma desaparecido en la dictadura; la docente y expresa política, Silvia Lacreu y la exrectora de la UNSL, Esther Picco, entre otros.

"Por nuestra parte, Estela, siempre seremos inclaudicables con los genocidas y sus colaboradores, y jamás acordaremos nada con ellos, aunque nuestra actitud de dignidad nos signifique no lograr saber qué pasó con nuestros compañeros y dónde están sus restos", enfatizaron en la carta, difundida por el Bloque de Diputados Nacionales de la UCR.

Además, consideraron: "Esta actitud intransigente no es porque sintamos odio por nadie, odio que nunca hemos podido sentir, pero si una gran y tesonera sed de justicia que no saciaremos hasta encontrar los restos de todos y cada uno de los treinta mil desaparecidos y llevar a juicio a todos los involucrados en los crímenes de lesa humanidad".

"Sólo los mezquinos, insensibles y timoratos pueden ignorar, mirar para otro lado o hacerse los distraídos del horror vivido por los argentinos y nosotros No olvidamos, No perdonamos, No nos reconciliamos y exigimos juicio y castigo a los culpables", afirmaron.

En 1978, Alberto Rodríguez Saá, junto a una veintena de vecinos de San Luis enviaron una carta a Massera, integrante de la Junta Militar que gobernaba de facto el país, en el que se acusaba al exdiputado de la Unión Cívica Radical, Arturo Negri, y a otros funcionarios del gobierno democrático depuesto en 1976, de tener relaciones con "movimientos subversivos" y se pedía "un castigo ejemplar".

"No creo que ustedes piensen del actual gobierno de esta provincia, creo que viven bien, que tienen un ejemplo de provincia donde las necesidades básicas están bien satisfechas. Si uno guardara esos malos recuerdos, pocos quedaríamos de pie. Muchos han cometido errores y después han vuelto al redil y se los ha recibido como un hijo pródigo", agregó la presidenta de Abuelas en esa oportunidad.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario