jueves, 19 de abril de 2018

DÍAZ-CANEL YA PRESIDE CUBA

Prometió “continuidad” de la Revolución y dijo que avanzará con el “modelo de actualización”.

El nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (izq.) junto al mandatario
saliente, Raúl Castro. (Foto/ANSA)
Cuba - En un día histórico, el nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, comenzó este jueves su mandato con la promesa de "continuidad" de la Revolución y terminó su discurso de asunción con la emblemática consigna "Patria o Muerte, Socialismo o muerte" que proclamó siempre la "generación histórica".

En su gestión, dijo Díaz-Canel, se hará "todo lo que podamos para avanzar el modelo de actualización" económica iniciado por el gobierno de Raúl Castro en 2008 con algunas reformas. De esa manera, tras ser elegido presidente por el Parlamento, dio inicio en la isla a una nueva era en la que las riendas del poder las tomará por primera vez un dirigente nacido después de 1959 y que no lleva el apellido Castro.

Díaz-Canel, que cumplirá 58 años este viernes, anunció que el mandatario saliente, Raúl Castro, seguirá en su puesto de Primer Secretario del gobernante Partido Comunista.

Además destacó la unidad política del país y pidió posponer el anuncio de los miembros del Consejo de Ministros, que también encabeza para la próxima sesión parlamentaria.

Expuso que en su mandato priorizará una "vinculación sistemática con la población" y analizará "los temas que atañen a la sociedad cubana en su conjunto y a la vida cotidiana de cubanas y cubanos". Pidió también al respecto un "debate amplio y sincero" al respecto.

"El mandato que ha dado el pueblo a esta legislatura es el de dar continuidad a la revolución en un momento histórico crucial", dijo y agregó que hará "todo lo que podemos para avanzar el modelo de actualización" de los cambios lanzados por el gobierno de Raúl Castro desde 2008. Díaz-Canel subrayó que su gobierno imprimirá a ese proceso que expandió un sector privado limitado a un número de servicios, la máxima defendida por su antecesor de avanzar "sin prisa pero sin pausa".

Mencionó crecientes amenazas internacionales y un orden económico mundial injusto y excluyente y aclaró que en ese sentido su gobierno "no negociará principios ni hará concesiones" al que llamo "enemigo imperialista.

"No voy a prometer nada. Solo el trabajo intenso y abnegado de cada día", aseguró. Descartó luego lo que llamo "restauración capitalista" y anunció "el perfeccionamiento del socialismo".

Tras el discurso de Díaz-Canel la sesión parlamentaria continúo sus labores a puertas cerradas.

Informe: ANSA

0 comentarios :

Publicar un comentario