lunes, 15 de enero de 2018

FRANCISCO INICIA SU VIAJE A CHILE

“Estamos al límite de una guerra nuclear”, advirtió 
el Pontífice durante el vuelo a la capital chilena.

El papa Francisco mostró la fotografía de un niño víctima de Nagasaki. (Foto/Reuters)
Chile - El papa Francisco inició su viaje desde Roma hacia Chile, para primera visita oficial al país y que contempla una estadía de tres días donde el Sumo Pontífice visitará Santiago, Iquique y Temuco.

Francisco despegó a las 08:55 hora local desde Roma en su Boeing 777 y se prevé que llegará cerca de las 20:00 horas al aeropuerto Arturo Merino Benítez en lo que es el vuelo más largo de su pontificado con 16 horas de vuelo.

Jorge Bergoglio viaja acompañado por una delegación vaticana compuesta entre otros por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin y el presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Marc Ouellet.

La agenda oficial comenzará el martes donde dirigirá un discurso a las autoridades y al cuerpo diplomático en La Moneda y se reunirá con la Presidenta Michelle Bachelet. Después oficiará una misa multitudinaria, a la que se espera asistan 500.000 personas, en el Parque O'Higgins.

El papa argentino, de 81 años, regresa a un Chile muy diferente del que conoció en sus años de seminarista, en la década de los sesenta.

Los abusos sexuales perpetrados por cerca de 80 religiosos a menores han golpeado duramente el corazón del catolicismo.

Desde 2010, cuando se destapó el caso del influyente sacerdote Fernando Karadima, condenado por el Vaticano por abuso sexual de menores, la confianza de los chilenos en la Iglesia Católica cayó en picada hasta un 36%, según una reciente encuesta de la consultora Latinobarómetro.

El 59% de los chilenos se declaran católicos.

“Al límite de una guerra nuclear”

Durante el vuelo hacia Santiago de Chile, Francisco hizo repartir entre los 70 periodistas que lo acompañan una antigua foto en blanco y negro de un niño que espera su turno en el crematorio para su hermano muerto en su espalda, tomada en 1945, después del bombardeo atómico en Nagasaki, por el fotógrafo norteamericano Joseph Roger O'Donnell. "La encontré de casualidad, me conmoví cuando la vi y me animé a escribir detrás de ella 'es el fruto de la guerra'", explicó. "Quise imprimirla y darla, porque una imagen así conmueve más de mil palabras. Por eso la quise compartir con ustedes", agregó.

Cuando pasó a saludar, como siempre, uno por uno, a los reporteros, Franca Giansoldati, del diario italiano Il Messaggero, le agradeció el regalo. Y le preguntó si le tenía miedo a una guerra nuclear, el Papa le contestó que sí. "Pienso en serio que estamos al límite. Tengo miedo de esto. Si seguimos así, basta un pequeño incidente que la situación puede precipitar. Hay que eliminar las armas", afirmó.

De regreso de su viaje a Myanmar y Bangladesh, hace dos meses, Francisco había también dejado en claro su preocupación. "Hoy estamos al límite de la licitud de tener y usar las armas nucleares. Con el arsenal nuclear tan sofisticado que hay, arriesgamos la destrucción de la humanidad", había dicho.

Informe: Emol, AFP, NA y LN

0 comentarios :

Publicar un comentario