jueves, 4 de mayo de 2017

“De Macri nunca esperé una atención especial a DDHH”

Graciela Fernández Meijide dijo que “el desafío es que es que yo pueda pedir el mismo trato para mi hijo que para 
el asesino de mi hijo”.

Graciela Fernández Meijide: "soy una defensora
a ultranza de la igualdad en el trato".
Nacionales - La exintegrante de la Conadep y exfuncionaria del gobierno de la Alianza, Graciela Fernández Meijide, aseguró este jueves que del presidente Mauricio Macri “nunca” esperó “que tuviera especial atención por los Derechos Humanos”, aunque evitó referirse al fallo de la Corte Suprema que habilitó la aplicación del cómputo de la pena conocido como ‘2 x 1’ en un caso de condena por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

De todas formas, aseguró que es “una defensora a ultranza de la igualdad en el trato” y ratificó su apoyo a que un preso mayor de 70 años o enfermo sea beneficiado con la prisión domiciliaria, sea cual sea el delito cometido.

“De Macri nunca esperé que tuviera una especial atención por el tema de Derechos Humanos. Ni de Macri, ni de (Daniel) Scioli ni de (Sergio) Massa. Por lo menos que no se disfracen, ya es algo. Y que no modifiquen sensiblemente lo que está ocurriendo. Y lo que ocurre en la realidad es que los juicios siguen”, expresó.

En declaraciones a radio Con Vos, la referente de Derechos Humanos dijo que no conoce “los argumentos ni de una parte ni de la otra de la Corte” con respecto al fallo del último miércoles que generó una fuerte polémica en distintos sectores, aunque recordó que en un sistema republicano como el argentino, el máximo tribunal es “la última instancia”.

“También es cierto que en nuestro país, esto sienta precedente pero no lo hace obligatorio para todos los casos. Es como el caso Badano en las jubilaciones. Quien sienta que se puede beneficiar con la misma decisión, tiene que hacer un juicio”, sostuvo.

Fernández Meijide también rechazó los dichos de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien acusó al Gobierno de querer “borrar de la memoria” a los organismos de Derechos Humanos.

“Es como si la memoria de lo que ocurrió y de lo que significaron las acciones y resistencia de los organismos de Derechos Humanos se pudiera borrar porque no haya militares presos. ¿Qué va a pasar dentro de 30 años cuando estemos todos muertos? ¿Nadie va a recordar este tema? No es que la prisión de unos signifique la existencia de los otros. La historia es la historia y va a ser interpretada y reinterpretada muchas veces”, analizó.

De todas maneras, recordó que es “una defensora a ultranza de la igualdad en el trato” y advirtió que seguirá defendiendo que “las personas mayores de 70 años o enfermas, y no importa qué delitos hayan cometido, tienen que tener prisión domiciliaria”.

“El gran desafío de ser verdaderamente un convencido del tema igualitario de los Derechos Humanos es que yo pueda pedir el mismo trato para mi hijo que para el enemigo o el asesino de mi hijo. No conseguí que a mi hijo se lo juzgara, lo mataron sin saber por qué lo mataban. Eso no quiere decir ningún beneficio en cuanto a la condena, sino reconocer que una persona de más de 70 años enferma, en la cárcel, es más venganza que justicia. Ese es mi criterio”, resaltó.

Por último, sobre la invitación que recibió de la Conferencia Episcopal para participar del diálogo de “reconciliación” entre familiares de desaparecidos y militares, Fernández Meijide dijo que no cree que pueda haber reconciliación “cuando no hay voluntad desde determinados sectores”.


Informe: EC

0 comentarios :

Publicar un comentario