domingo, 5 de marzo de 2017

“Soy víctima de una persecución política”

Florencia Kirchner presentó un escrito ante el juez Bonadio 
y dijo que nunca integró “una asociación ilícita criminal”.

Florencia Kircher al arribar a los tribunales de
Comodoro Py este lunes. (Foto: Télam)
Judiciales - Florencia Kirchner dijo ser víctima de “una persecución política por ser la hija de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner”, en el escrito que presentó ante el juez federal Claudio Bonadio que la indagó en el marco de la causa Los Sauces.

“La única y verdadera causa por la que se me llama a prestar declaración indagatoria es por ser la hija de Néstor y Cristina”, sostuvo Florencia Kirchner.

Además, la hija de la expresidenta Cristina Kirchner se quejó de que el sueldo de unos $ 50 mil mensuales que percibe de la empresa Los Sauces está embargado y evaluó que la Justicia no puede adoptar esa medida.

“Me veo obligada a aclarar que en ningún momento de mi vida integré una asociación ilícita criminal ni tampoco participé en maniobras de lavado de activos de origen ilícito ni en ningún otro delito”, afirmó Florencia en el escrito entregado al juzgado y al que accedió Télam, durante su declaración indagatoria en la que no respondió preguntas.

Por su parte, el diputado Máximo Kirchner negó que la compañía familiar kirchnerista ‘Los Sauces‘  sea "un enjambre societario" y consideró que esa definición "le cabe" a las "50 sociedades offshore y no declaradas del presidente (Mauricio) Macri", al tiempo que coincidió con su hermana Florencia en que sufren una "persecución política judicial".

El líder de La Cámpora denunció que pretenden "proscribir a la ex Presidenta de la Nación (Cristina Fernández), tal y como lo reconoció en múltiples reportajes la diputada (Margarita) Stolbizer".

Por ello, consideró que contra su "familia" existe "persecución política judicial" y "hostigamiento mediático".

Una nutrida militancia se concentró en el lugar, mientras que pasadas las 8 llegó Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo, en una combi de la agrupación con otras Madres.

También se hicieron presentes, entre otros, los diputados nacionales Eduardo "Wado" de Pedro y Edgardo Depetri y la dirigente de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti.

Para la seguridad se asignaron 400 gendarmes y 200 prefectos y un centenar de policías federales. El cuarto piso de los tribunales permanecía por la mañana cerrado al acceso de la prensa.

Para el martes está citada la expresidenta Cristina Fernández, que cerrará la ronda de declaraciones indagatorias en las que ya comparecieron los empresarios Lázaro Báez, Cristóbal López, Fabián De Sousa, el contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares y Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo en negocios inmobiliarios, entre otros.

Informe: Télam

0 comentarios :

Publicar un comentario