martes, 7 de marzo de 2017

Line out

ESTERTORES DE LO QUE HUBIERA SIDO GRANDE, ENORME, PERO NO PUDO SERLO

Por Martín Risso Patrón
La "Columna vertebral del Movimiento", rota de una patada por el Peronismo corrupto Y suicida que hizo implosión, pero antes se cargó a todo el Justicialismo.

La enorme movilización de hoy, numéricamente hablando, no fue nada más que la palmaria muestra del desastre sindical, apoyado hoy solamente por el escenario que da la cantidad, y la capacidad [cada día más endeble] de pagar activistas y punteros. Dejaron  tras la puerta la representatividad natural que tuvo la Dirigencia sindical históricamente, para pelearse a arañazos y mechonazos frente a las cámaras y frente al Pueblo.

Contradictorio ¿no? Moyano, hoy la va de outsider con su enorme y pesado camión que tuvo mejores épocas en esto de las "patas en la fuente". Schmidt, con una ira sin maquillaje. Daher, con su "ni" de gordo bueno, y los demás. Los últimos resuellos del kirchnerato, patoteando, como siempre sucede con los que quedaron fuera de todo margen de discusión política, con patéticos dirigentes echados a patadas de la escena.

El "Triunvirato" CGT, repitiendo la historia clásica, como cuando  el Imperio Romano occidental intentó una corona colectiva con desastrosos resultados en los albores del Medioevo
.
Los sencillos de a pie, mientras tanto, mañana a las 4 de la matina cebarán el mismo mate amargo de siempre antes de salir volando a tomar el tren, después el bondi y finalmente el subte [todo esto, ida y vuelta que le come, promedio, 4 horas de su vida cotidiana] para entregar su tributo cotidiano [su propio lomo] a esta cáfila de dirigentes que se bajaron los pantalones ante los que únicamente de política saben cómo hay que manejar a los lumpen en su propio provecho, que son varios, y que siendo sindicalistas no sindican nada. Además, siguen creando lumpen, aquellos walking dead sin conciencia de clase que fueron denostados hasta por los Marx y Lenin.

Estamos asistiendo, queridos Paisanos, a la muerte del Movimiento de Perón, llamado Justicialista.

Lo arriba dicho, y lo sostengo, es el síntoma interno de su agonía, porque el más claro indicio de ello, es el síntoma exterior a la salsa política y sindical, que es el aplauso de las multinacionales que estas últimas semanas potenciaron el gatillo de su arma más letal: El Despido. Asistimos a miles de despedidos ["suspendidos", dicen], y al manejo irrestricto de la voluntad del régimen actual, lobbies de por medio, que, curiosamente, también se baja los lienzos de hilo y finísima gabardina, para mostrar el culo, igual, igual, que los que mencioné antes. Porque el culo, paisanos, lo tienen igual. Sucio.

Preferí transformarme en escatológico, antes que necrófilo; porque si no, hubiera tenido que escribir:

+PERONISMO [1943-2017] Q. E. P. D.

© www.agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario