viernes, 17 de febrero de 2017

RICARDO LONA VA A JUICIO ORAL Y PÚBLICO

El exjuez federal está imputado por irregularidades en la causa por la desaparición del exgobernador Miguel Ragone.

El exjuez Ricardo Lona irá a juicio oral y público en la
causa por la desaparición del exgobernador Miguel Ragone.

Salta - El exjuez federal de Salta Ricardo Lona será llevado a juicio oral y público por las irregularidades que cometió en las investigaciones por la desaparición del exgobernador Miguel Ragone; el homicidio de Catalino Arredes y las lesiones sufridas por Margarita Martínez Leal, ocurridos durante la última dictadura cívico militar.

Según consignó el sitio web Fiscales, dependiente de la Procuración General de la Nación, el juez federal de Tucumán --subrogante en Salta--, Fernando Poviña, elevó este expediente a la instancia de debate en consonancia con las solicitudes formuladas en la causa por el representante de la querella, Carlos Martín Amad, y el fiscal Francisco Snopek.

Ambos letrados acusaron a Lona en octubre pasado por los delitos de prevaricato, omisión de promover la persecución y represión de los delincuentes y encubrimiento de los hechos cometidos en perjuicio de las víctimas, en carácter de autor.

Ragone fue interceptado el 11 de marzo de 1976 cuando conducía por la capital salteña su Peugeot 504, poco después de dejar su casa. Luego de maniatarlo y sus captores lo arrojaron en la parte posterior de su vehículo.

Margarita Martínez y Santiago Arredes, propietario de un almacén cercano al hecho, salieron a la calle para ver qué ocurría e incluso intentaron defender al ex mandatario provincial, pero los captores dispararon contra ambos: mataron a Arredes de un disparo en el pecho e hirieron a Martínez con una ráfaga de ametralladora.

Los fiscales señalaron que "Lona cerró la investigación después de recibir el expediente policial, y que omitió pruebas relevantes, como citar a declarar a la testigo baleada durante los hechos".

El exjuez, indicaron los representantes del Ministerio Público Fiscal, omitió adoptar medidas procesales trascendentes para la pesquisa, controló y seleccionó las medidas que debían adoptarse y convalidó  irregularidades policiales, lo cual -explicaron- condujo a "hacer desaparecer o frustrar pruebas relevantes para llegar a identificar a los responsables" del atentado.

Para la Fiscalía, "cuanto menos el imputado se adaptó, toleró o prestó su asentimiento al plan criminal, conociendo que su comportamiento omisivo dejaba impune un magnicidio y los delitos conexos". De esa forma, puntualizaron, Lona se colocó "como un engranaje de la maquinaria estatal que posibilitó la concreción de las múltiples infracciones penales que involucraron este tipo de ataques masivos a la población civil".

"Lona omitió adoptar medidas procesales trascendentes para la pesquisa, controló y seleccionó los procedimientos que debían adoptarse y convalidó irregularidades policiales. Frustró pruebas relevantes para llegar a identificar a los responsables del atentado", fundamentaron los representantes del Ministerio Público.

Informe: Télam, Fiscales y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario