domingo, 24 de julio de 2016

AMIA / Impulsan reabrir denuncia de Nisman contra Cristina

Antes de morir, el fiscal había acusado a la expresidenta de encubrir a Irán en el atentado a la mutual judía. 
Los otros acusados.

La denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Kirchner
por el caso AMIA, podría ser reabierta en agosto.
Nacionales - Apenas termine la feria judicial, el lunes 1º de agosto, se pondrá en marcha una doble estrategia judicial para reabrir la denuncia del fgiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner: por un lado, la DAIA presentará un pedido ante el juez federal Daniel Rafecas para que lo desarchive y la acepte como parte damnificada en el expediente. 

Y por el otro, el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes prepara un pedido para anular el fallo de Cámara que cerró la investigación, anticiparon fuentes judiciales a La Nación.

"La DAIA ha tomado la decisión política, como damnificada por la denuncia y el atentado a la AMIA, de presentarse para conocer si la denuncia del fiscal Nisma n contra la ex presidenta tiene fundamento y si corresponde reabrir el caso", explicó el presidente de la entidad, Ariel Cohen Sabban. "La expectativa que tenemos es la de todos los argentinos, que pasa por conocer los motivos del juez para disponer el archivo. No decimos si hizo bien o mal, queremos seguir avanzando y saber el porqué de la denuncia", dijo.

El abogado Santiago Kaplun, secretario general de la DAIA, es quien patrocina la presentación que se elabora en el área de Legales de la institución. No quieren ir contra Rafecas, sino tener la posibilidad de que el juez analice su rol de damnificados por la denuncia de Nisman.

En paralelo, Moldes prepara un escrito para anular el fallo de la Sala I de la Cámara Federal que convalidó el archivo de las actuaciones.

De perfil combativo y raíces peronistas, Moldes fue uno de los mentores de las marchas para reclamar Justicia por la muerte de Nisman y se puso al frente del reclamo para que su denuncia sobreviva en tribunales. Regresó hace pocas semanas de una licencia de siete meses y no es un secreto que entre su lista de razones para volver está -entre la primeras tres- lograr la reapertura de la causa por la denuncia de Nisman.

"Más tarde o temprano se va a reabrir", sostuvo Moldes en entrevistas televisivas en los últimos días. Criticó el cierre del caso con "maniobras sucias y artimañas más propias de un centro de estudiantes de un secundario que de magistrados de la Nación".

Nisman apareció muerto en su departamento de Puerto Madero el 18 de enero de 2015. El 14 de enero, cuatro días antes, había presentado una denuncia contra la entonces presidenta, su canciller, Héctor Timerman, el diputado camporista Andrés "Cuervo" Larroque, los piqueteros Luis D'Elía y Fernando Esteche, el agente inorgánico de la SIDE Allan Bogado y el ex juez Héctor Yrimia. Los acusó de haberse asociado en un plan de encubrimiento a Irán por su responsabilidad en el atentado con la AMIA, que iba a disolverse a través del Memorándum firmado en 2013 entre la Argentina e Irán.

La hipótesis del fiscal era que el pacto preveía dar de baja los pedidos de captura que pesan sobre funcionarios del régimen de Teherán para aligerar los cargos en su contra.

Moldes enfoca el problema como un caso de traición a la patria. "El atentado a la AMIA fue un acto de guerra. Y en los últimos 22 años hubo varios atentados similares en varios lugares del mundo. Todos ellos fueron combates de esa guerra larga e indefinida. Entonces, proporcionar cualquier clase de ayuda o socorro al enemigo -artículo 214 del Código Penal- es traición. Eso es lo que denunció Nisman, y esa denuncia se tendrá que reabrir", explicó Moldes.

Otra causa

En forma paralela a la denuncia de Nisman tramita otra causa en el juzgado de Claudio Bonadio que puede transformarse en la palanca que necesita el caso contra Cristina Kirchner para ser reabierto. Bonadio investiga al ex canciller Timerman porque dijo en una conversación con un dirigente de la comunidad judía que ya se sabía que el responsable del ataque a la AMIA era Irán. Esa charla fue grabada y ahora acusan a Timerman de encubrir a ese país dada su condición de funcionario.

Timerman se presentó ante Bonadio y pidió la nulidad de esa grabación subrepticia. Pero el juez y la Cámara confirmaron la validez del audio como prueba. Los jueces Martín Irurzun y Horacio Cattani dijeron que "la jurisprudencia reiteradamente ha sostenido que la desestimación y el archivo de las actuaciones no causan estado, pues aquellas pueden reactivarse cuando -como en el caso- existen elementos o alegaciones no valoradas anteriormente", y que se deberían analizar si este audio es uno de esos elementos, independientemente del juez que lo haga.

"De ahí que la desestimación de la denuncia por encubrimiento oportunamente realizada por el Dr. Alberto Nisman, dispuesta por el titular del Juzgado Federal N° 3 en la causa citada, no constituya motivo que conduzca a invalidar todo lo actuado en la presente", señala el voto de Cattani e Irurzun.

La denuncia de Nisman tuvo un rápido derrotero que la dejó archivada. El escrito inicial de Nisman fue impulsado por el fiscal Gerardo Pollicita, que pidió realizar unas 50 medidas de prueba y analizar miles de horas de escuchas telefónicas.

Pero en una semana de estudio el juez federal Daniel Rafecas sostuvo que no existió delito y cerró el caso. No lo investigó sino que entendió que no había hipótesis delictiva en lo denunciado. Su fallo fue confirmado por la Sala I de la Cámara Federal, integrada por los jueces Eduardo Freiler y Jorge Ballestero -por la mayoría- y Eduardo Farah, en disidencia.

Más tarde la Cámara de Casación tomó la misma tesitura luego de que el fiscal Javier De Luca entendió que no había delito en lo denunciado por el fiscal muerto.

En los tribunales especulan que otra salida para lograr la reapertura del caso puede ser atacar la decisión de la Sala I de la Cámara Federal. Fiscales consultados por La Nación piensan que es posible plantear la nulidad de ese fallo con el argumento de que no hubo tiempo material para que el tribunal se reuniera para deliberar, ya que cuando la sentencia estaba por salir uno de los jueces se enfermó y a la semana siguiente se reincorporó y firmó la sentencia a las pocas horas.

Informe: LN

0 comentarios :

Publicar un comentario