viernes, 24 de junio de 2016

Báez ratifica que Casanello estuvo con Cristina en Olivos

El empresario dijo que vio al juez cuando salía de una reunión con la expresidenta y que personal de seguridad 
podría dar detalles de ese encuentro.

Judiciales - El empresario Lázaro Báez ratificó este viernes que se cruzó al juez federal Sebastián Cassanello en la residencia de Olivos cuando salía de una reunión con la entonces presidenta Cristina Kirchner y el magistrado -sostuvo- esperaba para ingresar al despacho de la mandataria en una antesala junto a Eduardo "Wado" de Pedro, que en ese momento era Secretario General de la Presidenta.

El empresario declaró durante una hora ante la Sala II Cámara Federal, que instruye el pedido de recusación del juez Cassanello en la causa que investiga "la ruta del dinero K". Báez ratificó lo que había escrito en una nota, pero este viernes a la mañana aportó muchos más detalles sobre el supuesto encuentro en la quinta de Olivos, informaron fuentes judiciales.

Báez relató que ingresó "un martes o un miércoles" de mediados de septiembre a Olivos junto a Daniel Álvarez, secretario privado de los Kirchner. El empresario recordó ante los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzún que le tomaron sus datos personales cuando ingresó a la residencia oficial.

Báez dijo que mantuvo un encuentro de unos 15 minutos junto a la entonces presidenta en la que conversaron sobre la situación del mausoleo de Néstor Kirchner, que el empresario construyó y mantuvo hasta hace pocos meses, cuando la relación con la familia se quebró. Baéz le pidió a Cristina Kirchner que el Estado se hiciera cargo del mantenimiento del edificio, según reconstruyó este medio de fuentes judiciales.

Tras esa breve reunión, Baez sostuvo que se cruzó a Cassanello en la antesala junto a De Pedro y otras personas que no identificó. También agregó que había personal de seguridad durante el encuentro que podrían brindar detalles sobre la situación. El empresario no aportó pruebas, pero pidió a la Cámara que tome las medidas de prueba necesarias para comprobar la veracidad de sus dichos.

Báez ingresó minutos antes de las 10 a Comodoro Py, acompañado por sus dos abogados y otros dos abogados de su hijo, Leandro Báez, en medio de un fuerte operativo de seguridad. El empresario declaró durante poco menos de una hora ante los jueces Farah y Irurzún en el segundo piso del edificio y luego lo trasladaron al penal de Ezeiza, donde permanece detenido. Tras la declaración de Báez, los camaristas deberán definir si disponen más medidas para definir el pedido de recusación del juez Cassanello.

Informe: LN

0 comentarios :

Publicar un comentario