martes, 17 de mayo de 2016

Ley antidespidos / El massismo insistirá con su propio proyecto

Según Marcos Lavagna, el Frente Renovador no cederá en su intento de impulsar su iniciativa, contraria 
a la del kirchnerismo.

El economista y diputado Marcos Lavagna, dijo que el
massismo insistira con su propio proyecto antidespidos.
Nacionales - Como el oficialismo, el Frente Renovador de Sergio Massa tampoco quiere ceder en su postura sobre la ley antidespidos que se tratará el miércoles en una sesión de la Cámara de Diputados.

“Vamos a seguir insistiendo en lograr dictamen en nuestro proyecto así que trataremos de convencer a todos los legisladores para que vean las ventajas que tiene", adelantó el economista y diputado Marco Lavagna en diálogo con Radio La Red.

La jugada del massismo es riesgosa. El primer dictamen que deberá votarse es el que firmó el Frente para la Victoria y el bloque Justicialista y que acepta sin modificaciones el proyecto con media sanción del Senado que prohíbe despidos y fija la doble indemnización por 180 días. Si es aprobado, se convierte en ley pero para eso se requieren votos de otros bloques.

Por eso, si el Frente Renovador lo rechaza, el pleno pasará a considerar el segundo dictamen con más firmas: el de Cambiemos, que rechaza la media sanción del Senado.

Este dictamen reunirá la oposición tanto del FpV como del Frente Renovador, por lo que entonces recién ahí el pleno pasará a considerar el tercer dictamen, que es el del massismo.

Además de prohibir despidos y fijar la doble indemnización, este dictamen contempla la retroactividad de estas dos medidas desde el momento en que empezó a tratarse el proyecto en el Senado, propone beneficios para las pymes y promueve la inserción laboral de mayores de 50 años.

En este sentido, Lavagna se pronunció en favor de "proteger a la pyme" así como a la problemática del empleo "de forma integral". Destacó además que su proyecto "por ejemplo, incorpora los Repro (Programa de Recuperación Productiva) por ley".

Si este dictamen es aprobado por el pleno, con los votos del kirchnerismo, volverá al Senado, quien deberá considerar las modificaciones. Si es rechazado, pasarán a considerarse otros dos dictámenes en carpeta: uno del Partido Socialista y otro del Frente de Izquierda. Si ambos son rechazados, entonces la ley cae.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario