viernes, 29 de abril de 2016

MULTITUDINARIA MOVILIZACIÓN SINDICAL

En el acto de las centrales obreras, Hugo Moyano dijo que “no somos enemigos del Gobierno, somos enemigos de las políticas del Gobierno en contra de los trabajadores”.

Nacionales - Las cinco centrales obreras encabezaron un acto masivo en avenida Paseo Colón e Independencia, frente al Monumento al trabajo. Los principales dirigentes tomaron la palabra y realizaron sus reclamos en defensa de los puestos de trabajo, la inflación y la ley antidespidos. El acto comenzó con la lectura de un documento en el que se hizo hincapié en el descontento por la situación económica actual.

“El pueblo argentino sigue con preocupación la evolución de las medidas económicas aplicadas”, indicaba el comunicado. “Se ha resuelto trasladar el costo de esta política a las espaldas del trabajador. La disputa contra la inflación se ve insuficiente para hacer frente a los grupos económicos” agregaron las centrales.

En este sentido agregaron que “en el Gobierno están convencidos que con medidas de financieras vamos a mejorar productividad y empleo. Nosotros creemos que son recetas con tristes consecuencias ya vistas en el pasado”.

El dirigente Juan Carlos Schmid tomó la palabra en primer lugar y sostuvo: "No podemos seguir ocultando las cuentas pendientes". Y agregó: "Es un llamado de atención al gobierno que debe realizar anuncios concretos".

Pablo Micheli, secretario General de la CTA Autónoma dijo a su turno: "Estamos en vísperas del Día del Trabajador y no tenemos por qué pasarlo tristes". "Todas las medidas de este Gobierno son a favor de los sectores de poder y ninguna a favor del pueblo", añadió.

"Si no escuchan, habrá paro nacional también", advirtió Micheli.

A su turno, Hugo Yasky precisó: "No queremos volver a ver en las escuelas a los pibes pidiendo un plato de comida, ni a los compañeros revisando los tachos de basura, ni a los jubilados pidiendo para llegar a fin de mes, hay que demostrar que a este país lo ponen de pie los trabajamos".

Antonio Caló señaló: "Viendo la cantidad de gente que hay en este acto, tenemos para festejar que están todos ustedes por los puestos de trabajo que están perdiendo". Y adelantó: "El 22 de agosto habrá una sola CGT".

"Este es un acto en defensa a los puestos de trabajo", dijo Caló. "Si el Presidente veta la ley,  los trabajadores van a salir a pelear en la calle"", manifestó.

Hugo Moyano, el último en tomar la palabra, sentenció: "Esta es una convocatoria histórica que han hecho cinco centrales en las que está dividida el movimiento obrero. Los dirigentes hemos entendido que los intereses de los trabajadores están por encima de la gente".

"Queremos decirle al Gobierno que los problemas se resuelven con los trabajadores", dijo Moyano."El Gobierno tomó el criterio de ayudar a las empresas".

En lo que pareció un llamado de atención a la Rosada, Moyano exhibió voluntad de negociación con el macrismo y lanzó: "No somos enemigos del Gobierno, somos enemigos de las políticas del Gobierno en contra de los trabajadores".

"Los trabajadores sufren las crisis y es un momento muy particular de nuestro país", agregó el dirigente. Y sostuvo: "El impuesto al trabajo es perverso".

"La inflación es de más del 40%", fue otra de las frases del gremialista. "No queremos que a los trabajadores les tengan miedo, queremos que les tengan respeto".

"Los únicos que pueden salvar la patria son los trabajadores. Queremos que nos escuchen, que nos respeten", sentenció.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario