lunes, 28 de marzo de 2016

Condenan a Levin a 12 años de prisión

Fueron sentenciados con la misma pena Víctor Hugo Bocos y Víctor Almirón. Víctor Cardozo recibió ocho años de cárcel. Video.

El empresario Marcos Levin fue condenado a 12 años de
prisión por delitos de lesa humanidad.
Salta - El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta dio a conocer este lunes la sentencia en un juicio oral por delitos de lesa humanidad cometidos en esa provincia durante la última dictadura y en la que resultó condenado el empresario Marcos Levin, propietario de la empresa La Veloz del Norte. 

El tribunal –integrado por los jueces Carlos Enrique Jiménez Montilla, Federico Santiago Díaz y Gabriel Casas- condenó a Marcos Levin, Víctor Hugo Bocos y Víctor Hugo Almirón a la pena de 12 años de prisión. En tanto, impuso a Víctor Cardozo ocho años de cárcel.

El tribunal difirió la lectura de los fundamentos de la sentencia para el 23 de mayo próximo, a las 12:00.

Fuera de los tribunales se encontraban varios militantes de derechos humanos los que, tras conocerse el fallo se abrazaron y celebraron la sentencia. Se supo que, de confirmarse el fallo en los tribunales de apelación, los condenados pedirían cumplir la pena con prisión domiciliaria ya que todos superan los 70 años de edad.



La última audiencia en la causa que se sigue contra el empresario dueño de La Veloz del Norte, Marcos Levín, comenzó poco después de las 15:00. Cabe recordar que el Levín está acusado de instigar la privación ilegítima de la libertad y tormentos durante la dictadura en detrimento de Víctor Cobos, un exempleado y gremialista de la empresa propiedad del acusado.

La denuncia de la víctima

Víctor Cobos, víctima y denunciante contra los acusados, declaró en octubre de 2012 ante el juez Julio Leonardo Bavio, quién inició la causa, que “al llegar de un viaje a la Provincia de Salta su padre le comentó que  habían entrado policías en horas de la madrugada a su domicilio –en referencia a la casa de sus padres-, que los golpearon y les preguntaron por Enrique Cobos, uno de sus hermanos. Continuó su relato indicando que al llegar a donde se encontraba Martín, fue golpeado, preguntándole dónde se encontraba su hermano Enrique, detallando cómo el nombrado intentó escapar siendo abatido”.

En el relato, también expresó que “a los tres meses de ocurrida la muerte de su hermano Martín, buscaban la forma de poder detenerlo y sostuvo que le armaron junto a otros compañeros de trabajo, una causa por estafa en perjuicio de la empresa La Veloz del Norte. Comentó que el Oficial Bocos fue quien lo detuvo, añadiendo que lo conocía porque lo había visto varias veces en la empresa hablando con Marcos Levin. Recordó que este oficial se movía dentro de la empresa como si fuera el dueño, añadiendo que no parecía un empleado más. Relató que su primera detención fue durante un paro, mientras circulaba por la ruta en el vehículo del gremio con dirección a General Güemes, indicando que en la zona del portezuelo, fue detenido por Bocos y un grupo de policías. Detalló que lo llevaron al galpón de La Veloz del Norte, donde desmantelaron el vehículo mencionado anteriormente, buscando armas según le manifestaron, agregando que al no encontrar nada lo liberaron. Explicó que su segunda detención fue a fines de diciembre  de  1976,  cuando  estaba  por  salir de  viaje, oportunidad en que  se  presentó el Oficial Bocos en la empresa, acompañado por un tal ‘Cardozo’ y un tal ‘Figueroa’ que eran oficiales de la policía y le hicieron saber que estaba detenido. Manifestó que al preguntar el motivo, le dijeron que ya se iba a enterar, que lo esposaron y lo llevaron a la Comisaría 4ta, ubicada en la calle Lerma frente al Club Juventud Antoniana. Puso de resalto que lo tuvieron dieciocho horas en un cuarto, mirando la pared, encapuchado y esposado. Señaló que luego lo comenzaron a golpear entre dos, agregando que lo desnudaron, lo pusieron en una camilla elástica, atándolo de manos y pies aplicándole picana. Recordó que le preguntó al Oficial Cardozo porqué motivo lo tenían y que el nombrado no respondió solo bajó la cabeza y le llevó agua. Mencionó que cerca de las dos de la mañana llegó Bocos acompañado por Figueroa, Cardozo y otro al que le decían ‘Sapo’ Toranzos, agregando que el primero de los nombrados se dirigió a sus compañeros diciendo ‘este también es subversivo, hay que limpiarlo’”.

Informe: CIJ y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario