martes, 9 de febrero de 2016

“Nos están cagando a todos”

Amado Boudou reapareció en el acampe de Plaza de Mayo con duras críticas al Gobierno, aunque no dijo nada sobre 
las  irregularidades que cometió en el Senado.

Amado Boudou, junto a Luis D'Elía, en el acampe de
Plaza de Mayo. (Foto: @makako77)
Nacionales - Con barba canosa y un sombrero negro. Así reapareció este martes a la mañana el ex vicepresidente Amado Boudou en la Plaza de Mayo, donde visitó el acampe de Tupac Amaru en apoyo a Milagro Sala y habló en vivo en el programa de radio que transmite el piquetero Luis D'Elía.

En una breve aparición al aire, el ex funcionario procesado en varias causas arremetió contra las políticas de Mauricio Macri.

"Cuando le sacan el trabajo van contra el país, están cagando al país, nos están cagando a todos", se despachó Boudou. Llegó a la plaza acompañado por Manuel Quieto, amigo suyo y cantante de la banda La Mancha de Rolando.

"Estos episodios van a pasar, pero en el medio montones se van a cagar de hambre", continuó Boudou en la Radio Rebelde AM 740. Y pidió: "No se olviden del 2001, el 2002, de Néstor y Cristina".

Nombramientos irregulares y millones de pesos cedidos

Nada dijo Boudou sobre lo que se conoció este martes de su gestión como titular del Senado. La Nación publicó que el ex vicepresidente cometió varias irregularidades, según denunció la nueva autoridad en la Cámara alta, Gabriela Michetti.

A los más de 2.000 pases a planta permanente firmados por Boudou, muchos de ellos sin siquiera haber revistado como personal transitorio, se supo que había un empleado del Senado que vive en Australia y que se cedió un millonario fondo a la Asociación del Personal Legislativo (APL) para ser utilizado bajo el concepto de "ayuda social" sin obligación de rendir cuentas sobre uso o destino.

Además, notaron que el Senado cedió un millonario fondo a las organizaciones gremiales con representación en el Congreso Nacional: Asociación de Personal Legislativo, UPCN y ATE. Aquí entra en juego también el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, que firmó la resolución junto a Boudou para entregar unos 160 millones para que se utilice como "ayuda social", sin que nadie rinda cuenta sobre su destino.

Otro de los descubrimientos que llamaron la atención del nuevo equipo fue la señal Senado TV. "No es un canal, ni una señal, pero gastó 126 millones de pesos el último año. Digo que no existió porque la producción estaba en manos de una empresa privada, o intervenían otras producciones para la realización de programas de cocina, sobre la política asiática o de entrevistas a artistas, entre otros", dijo Paula Schuster, histórica vocera de Michetti y nueva directora de prensa de la Cámara alta.

Helio Rebot, secretario administrativo de la Cámara de Senadores, señaló: "La empresa aportaba tres cámaras, pero el resto del personal es del Senado". Además, dijo que "el contrato estaba vencido hace muchos años" y los servicios se pagaban "por el sistema de legítimo abono, contra presentación de las facturas, lo cual equivale a una contratación directa pero sin la necesidad de cumplir con requisitos o condiciones".

El viernes pasado Boudou sumó un nuevo procesamiento. El juez federal Norberto Oyarbide hizo lugar en cuatro días al pedido del fiscal Carlos Rívolo y procesó al ex presidente por el delito de "dádivas".

Le embargó además sus bienes por un total de 1000 pesos, cifra que es inusualmente baja para una causa de corrupción. El monto de las "dádivas" también lo es: se trata de dos viajes, uno en avión y otro en helicóptero; el primero de 23.705 pesos y el segundo de 150,85.

Informe: LN y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario