jueves, 10 de diciembre de 2015

“CUENTO CON USTEDES PARA GOBERNAR”

Mauricio Macri ya es el nuevo presidente de la Argentina. En su primer mensaje prometió “trabajar incansablemente 
para que todos los argentinos, especialmente 
los que más lo necesitan, estén mejor”.

Nacionales - “Hoy se está cumpliendo un sueño; termina una época completa sin violencias, y esto que parecía tan difícil se hizo realidad. Por eso más que nunca les quiero decir que tenemos que ser optimistas respecto a nuestra esperanza y nuestro futuro”. Así arrancó el discurso del flamante presidente Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa, para prometer luego “trabajar incansablemente para que todos los argentinos, especialmente los que más lo necesitan, estén mejor”.

En su discurso de 28 minutos ante la Asamblea Legislativa, prometió “seguir siendo el mismo”, como así también recordar que no es infalible.

“Para mí, la política no es una competencia entre dirigentes para ver quién tiene el ego más grande”, dijo, asegurando que es el trabajo entre dirigentes modernos. Pidió a continuación “que nuestro lugar de encuentro sea la verdad”, y pidió que juntos “encontremos las mejores soluciones”.

Luego agradeció a “todos aquellos que trabajaron incansablemente para que hoy yo esté acá”, y prometió poner lo mejor “para que esta decisión beneficie a todos”.

Sostuvo que en el siglo pasado “la sociedad premiaba liderazgos individuales”, mientras que hoy se privilegian los equipos.

“En este nuevo desafío para hacer los cambios a los que nos hemos comprometido, necesitamos armar equipos diversos”, agregó.

Macri pidió “el aporte de todos”, después de “tantos años de enfrentamientos inútiles”, y aseguró que “es lo que pidieron millones de argentinos que estaban cansados de la prepotencia y los enfrentamientos inútiles”. Les habló a los ciudadanos que lo votaron y los que no, y remarcó que “ya pasaron las elecciones y llegó el momento en que tenemos que unirnos, para que el país avance”.

Habló de tres ideas centrales: pobreza cero, derrotar el narcotráfico y unir a los argentinos, cosechando el primer aplauso.

Respecto de la pobreza cero, aseguró que “nuestra prioridad será lograr un país que tenga más oportunidades”. Confirmó que “vamos a cuidar a todos, el Estado va a estar donde sea necesario, para cada argentino, en especial para los que menos tienen”.

“Vamos a universalizar la protección social, para que ningún chico quede desprotegido”, aseguró, destacando que “vamos a trabajar para que todos puedan tener un techo con agua potable y cloacas”, y prometió también urbanizar las villas. “Pero para que haya pobreza cero necesitamos crear trabajo”, enfatizó, y habló de multiplicar las fuentes de trabajo, “porque esa es la única forma que haya prosperidad”.

Respecto del combate al narcotráfico, prometió hacerlo “como ningún gobierno lo hizo antes”. Aseguró que “la droga arruina la vida de familias enteras” y prometió encarar el tema “de frente” para “devolver tranquilidad y seguridad a las familias argentinas de todo el país”.

Dijo que “estamos a tiempo de impedir que el narcotráfico se consolide”.

Habló de unirse para alcanzar los objetivos, y destacó que esa es “la clave de la construcción del siglo XXI hacia el que nos encaminamos hoy”.

“Se viene un tiempo nuevo”, remarcó, y habló de las divisiones que se han vivido en los últimos tiempos. Pidió “sacar el enfrentamiento de escena y poner en su lugar el encuentro y el crecimiento”.

Macri dijo que “podemos pensar de distintas formas, pero la ley debe ser respetada; una cosa es tener distintas ideas, y otra avasallar las instituciones con ideas personalistas”.

“El autoritarismo no es una idea distinta, es el intento de limitar las ideas y la libertad de las personas”, advirtió. Y prometió que “este gobierno va a saber defender la libertad, que es esencial para la democracia”.

“El verdadero amor por el país es antes que nada amor y respeto por toda su gente”, dijo en otro pasaje, cosechando un nuevo aplauso. Agregó que “la patria es más que sus símbolos, somos las personas que vivimos en ella, a las que hay que cuidar, ayudar y desarrollar”.

Prometió además que “este Gobierno va a combatir la corrupción”, y se le respondió con un fuerte aplauso. Agregó que será “implacable con todos aquellos, propios y ajenos, dejen de cumplir lo que señala la ley”, y dijo que “no habrá tolerancia contra esas prácticas abusivas”, remarcando que “los bienes de la Argentina son para todos de los argentinos y no para unos funcionarios”.

Otro pilar importante, dijo, será “liderar una revolución en la educación pública”.

Destacó que “el conocimiento es un factor clave”, y prometió “darle más prestigio y valor a la vocación docente, más protagonismo a quienes elijan dedicarse a ella.

“Queremos que Argentina entre al siglo XXI incorporando políticas de Gobierno abierto”, dijo, y advirtió que “esconder es una práctica que nos ha hecho mucho, mucho daño”.

En el párrafo dedicado a la Justicia, la reivindicó porque los últimos años “evitó que este país cayera en un autoritarismo irreversible”. Macri sostuvo que “en nuestro gobierno no habrá jueces macristas; no existe justicia sin jueces independientes; no puede haber jueces militantes de ningún partido”. Y dijo a quienes quieran serlo que “no son bienvenidos”.

“Justicia tardía no es justicia”, enfatizó.

Macri se propone ser “el presidente que pueda acompañarlos en su crecimiento, el de la creatividad y la innovación; el presidente del trabajo, de las soluciones, de una Argentina unida y de pie”.

“Somos hijos de este tiempo y tratamos de comprenderlo sin prejuicios ni rencores”, y habló a continuación de “la unidad de Latinoamérica y el mundo”, como así también “en el fortalecimiento de la democracia; es necesario superar el tiempo de la confrontación”.

Con relación a las relaciones exteriores, habló de “un normal fortalecimiento con el mundo”. Saludó a continuación los candidatos con los que compitió, y luego a los gobernadores, a los que prometió colaboración.

“Convoco a todos a aprender el arte del acuerdo, desafiemos todo lo que alguna vez nos haya confundido”, agregó sobre el final.

Macri evocó a Arturo Frondizi, quien dijo que “el desafío que nos aguarda no es una tarea de una persona, sino de todo el pueblo argentino e implica también una responsabilidad compartida con todos”. Dijo citarlo porque “creo profundamente en esas palabras”, y agregó que “siempre voy a ser sincero con ustedes, es la base de la confianza que me tienen y que pretendo conservar e incrementar. Y parte de esa sinceridad decirles que los desafíos son enormes y los problemas no vamos a resolverlos de un día para otro. Pero las pequeñas transformaciones se hacen dando un paso cada día”.

“Cuento con ustedes para gobernar, necesito de sus aportes, que nos digan en qué nos equivocamos, porque sabemos que no somos infalibles, y tenemos un enorme compromiso para hacer. Esto lo hacemos juntos”, señaló.

Y se manifestó que “si los argentinos nos animamos a unirnos, seremos imparables”, y pidió ir “juntos”.

“Vamos Argentina”, concluyó.

En la Casa Rosada

Tal cual deseaba, el presidente Mauricio Macri recibió los atributos presidenciales en la Casa de Gobierno. La ceremonia se realizó con el flamante mandatario se realizó en el Salón Blanco de la Rosada y encargado de entregarle los atributos fue el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

En la ceremonia, Macri estuvo acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

Asistieron también exmandatarios como Eduardo Duhalde, Ramón Puerta y Fernando de la Rúa, presidentes extranjeros, gobernadores electos, autoridades, y familiares, junto a colaboradores e invitados especiales.

Fue notoria la presencia de la presidenta de Brasil, Dilma Russeff, quien no había asistido a la jura en el Congreso.

A las 13.20, el presidente provisional de Gobierno fue el encargado de colocarle al nuevo primer mandatario la banda presidencial y entregarle el bastón de mando. La gran ausente fue, obviamente, la presidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner.

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario