martes, 30 de octubre de 2012

Entre el Gobierno y las calificadoras de riesgo se viene la gran pelea por la deuda externa

La calificadora Fitch en la pelea con
el Gobierno por la deuda externa.
Economía - "Jamás vamos a pagarles a los fondos buitre. El que cree otra cosa, no ha entendido nada”, aseguró el ministro de Economía, Hernán Lorenzino mientras que la agencia de calificación financiera Fitch colocó "bajo vigilancia negativa" la nota de la deuda argentina a largo plazo debido a la "incertidumbre" sobre su capacidad de pago. De este modo, se profundiza el enfrentamiento entre el Gobierno argentino y las calificadoras de riesgo por los bonos de la deuda externa.

La relación del Gobierno con los denominados "fondos buitre" y las calificadoras de riesgo pasa por su peor momento y tiene como telón de fondo el siempre espinoso tema de la deuda externa.

 En este contexto el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, aseguró que el Gobierno "jamás le va a pagar" a los fondos buitre que cuentan con bonos de la deuda argentina, aunque afirmó que se va a seguir pagando "al 93 por ciento de los acreedores que entraron al canje".

"Vamos a seguir pagándoles a ellos en dólares, euros y yenes, como corresponde. Vamos a respetar a ese 93 por ciento de los bonistas, muchos argentinos, que hicieron el esfuerzo que quieren aprovechar algunos vivos", sostuvo el funcionario. Y añadió: "jamás vamos a pagarles a los fondos buitre. El que cree otra cosa, no ha entendido nada. No es casual lo de la fragata (Libertad) y el fallo de Nueva York (del viernes pasado), son ataques a los que no siguen el libreto, ya que hay sectores que no se bancan el éxito del desendeudamiento".

Lorenzino se expresó así durante un encuentro organizado por la Agrupación Oesterheld en el Centro Cultural Torcuato Tasso, de la Capital Federal. Allí, el titular del Palacio de Hacienda subrayó que "la capacidad y la voluntad de pago de la Argentina ha quedado demostrada una y otra vez. No la van a cambiar con fallos". El ministro hizo referencia así al fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York, que el viernes último aprobó una decisión de primera instancia del juez Thomas Griesa, que adujo que la Argentina no tiene un trato igualitario con sus acreedores.

La postura del tribunal norteamericano favoreció a fondos buitre como NML, que a principios de octubre logró que la Justicia de Ghana retuviera la Fragata Libertad en un puerto de ese país africano. Para Lorenzino, sería "injusto" pagarle el 100 por ciento de la deuda a los fondos buitre. Además, el funcionario comentó que "la Ley ´Cerrojo´ fue darle a los acreedores una demostración como país, fue darle un mensaje al mundo de que la propuesta de 2005 y luego en 2010, era la que se iba a hacer, y era la última, pero un juez de Nueva York pretende desconocer una ley argentina".

Al ataque

La agencia de calificación financiera Fitch colocó "bajo vigilancia negativa" la nota de la deuda argentina a largo plazo, actualmente en "B", la cual podría rebajar a corto plazo, debido a la "incertidumbre" sobre su capacidad de pago tras un fallo desfavorable de la Justicia estadounidense. Fitch justificó su decisión alegando las "incertidumbres" en torno al reembolso de ciertas obligaciones que no entraron en las dos reestructuraciones de la deuda (en 2005 y 2010) del país declarada en default en diciembre de 2001 por el fugaz gobierno de Adolfo Rodríguez Saá.

La "vigilancia negativa" de esta calificadora llegó justo en un momento en el que el Gobierno de Cristina Kirchner encabeza en la región fuertes cuestionamientos contra el desempeño de estas empresas dedicadas al análisis del comportamiento de los países a la hora de honrar sus pasivos. La revisión fue realizada por Fitch poco después de que el viernes último una corte de apelaciones en Nueva York dijera que Argentina "discriminó" a los tenedores de bonos en cesación de pagos al no abonarle los cupones al mismo tiempo que saldaba vencimientos de deuda con acreedores que aceptaron la reestructuración.

El fallo también dispuso que una corte inferior a cargo del juez Thomas Griessa le aconseje cómo deberán ser resarcidos los acreedores de deuda impaga, lo que causó incertidumbre en los mercados debido a que puede erosionar la capacidad de pago del país. "En este momento, Fitch entiende que el gobierno de Argentina no está legalmente limitado en su capacidad de hacer pagos de su deuda cumplida bajo la ley de Nueva York sin hacer pagos a los demandantes", dijo la agencia.

"Pero esto puede cambiar dependiendo de las observaciones y consideraciones del juez Griessa y de las subsecuentes consideraciones de la corte de apelaciones sobre estos temas", agregó. Alrededor del 93 por ciento de la deuda argentina por unos 100.000 millones de dólares que dejó de ser pagada en el 2002 debido a una severa crisis financiera fue canjeada en el 2005 y el 2010. Entre los tenedores de bonos impagos que reclaman trato igualitario están Capital Ltd y Aurelius Capital Management, considerados como "fondos buitre" por Argentina y que intentan recuperar su inversión apuntando a embargar bienes del país en todo el mundo.

Informe: NA

0 comentarios :

Publicar un comentario