domingo, 3 de junio de 2012

“O la OEA muere al servicio del imperio o renace para servir a los pueblos de América”


Evo Morales llamó a la refundación
de la OEA y ponerla al servicio de los
pueblos americanos. (Foto: ABI)
BoliviaEn la jornada inaugural del 42 período ordinario de sesiones de la OEA, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dio un discurso en el que afirmó que "para la OEA hay dos caminos: muere al servicio del Imperio o renace para servir a los pueblos de América". El secretario general de la organización, José Miguel Insulza, dijo que el organismo seguía siendo indispensable para la región.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, puso a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la encrucijada de servir a los pueblos de América o perecer al servicio de Estados Unidos, al abrir el domingo en la ciudad boliviana de Tiquipaya el 42 período ordinario de sesiones del organismo hemisférico.

"Para la OEA hay dos caminos: muere al servicio del Imperio o renace para servir a los pueblos de América", afirmó en un vibrante discurso en la jornada inaugural de la 42 Asamblea General de la OEA.

Morales, que fustigó la política hegemónica de EEUU con los pueblos de Latinoamérica y el Caribe, demandó la refundación de la OEA, cuyo secretario general, José Miguel Insulza, había señalado, en el discurso inaugural de la Asamblea, que el organismo hemisférico seguía siendo indispensable para la región.

El mandatario  boliviano, un indígena progresista que sugirió a las autoridades de América nacionalizar los recursos naturales, criticó asimismo el papel que cumple el Tratado de Integración de Asistencia Recíproca (TIAR) y pidió el retiro de las bases militares que Washington mantiene en la región.

"Para refundar a la OEA, por supuesto planteo la eliminación del Tratado Internacional de Asistencia Reciproca; debe desaparecer, además la Junta Interamericana de Defensa, (también) eliminar la llamada Escuela de las Américas que sobrevive con el nombre de Instituto Hemisférico", sostuvo.

El mandatario boliviano apostilló el papel que le cupó desempeñar a la OEA en pro de EEUU desde su fundación "en tiempo de la Guerra Fría", en el mundo de la política bipolar.

"La mayor parte (del tiempo desde su fundación la OEA) ha servido para intervenir naciones, para encubrir dictaduras militares, hasta para impulsar a las dictaduras, para reprimir y escarmentar a los movimientos sociales que luchan por su liberación, pero fundamentalmente para combatir al socialismo. Por tanto no solamente a los movimientos sociales sino a los partidos políticos de tendencia anticapitalista, antimperialista anticolonial", describió en medio de salvas de aplausos que interrumpieron repetidas veces su alocución.

"En resumen, la OEA era para perpetuar la economía de EEUU", remató.

Ceremonia ancestral

Una ceremonia ancestral (waj´ta, en aymara) en la que participaron amautas (sacerdotes) andinos abrió el domingo por la noche la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que reúne a cancilleres y representantes de 34 países en la población rural de Tiquipaya, en el corazón geográfico de Bolivia.

Con el sonido de pututus (instrumento de viento construido del cuerno de res), quenas y zampoñas, instrumentos de viento típicos de Los Andes, con ofrendas tradicionales y vestimentas multiculturales y multicolores, los amautas pidieron permiso al "Padre Cosmos" y a la "Madre Tierra" para abogar por posiciones de consenso la Asamblea de la OEA, que debatirá hasta el próximo martes temas referidos a la seguridad y soberanía alimentaria, cambio climático, seguridad ciudadana, integración de los pueblos y la profundización de la democracia deliberativa y participativa en las Américas.

Además, de temas de interés hemisférico incluidos como el reclamo de Argentina sobre las Malvinas y la demanda marítima boliviana a Chile y el pedido de despenalización del acullico promovido por Bolivia.

La mesa (ofrenda) en la que los amautas colocan fetos de camélidos, flores, dulces, finas láminas de estaño, plomo y bronce, alcohol, vino de coca e inciensos, resinas y figuras de animales y bienes terrenales, fue encendida en el Coliseo de la Universidad del Valle (UNIVALLE), ubicado a 12 km de Cochabamba.

La ceremonia precedió los discursos de los representantes de la OEA y de autoridades bolivianas.

Del 3 al 5 de junio, por segunda vez después de 33 años, Bolivia será sede del 42 Periodo Ordinario de Sesiones de la OEA. La primera se registró en La Paz en 1979.

La Asamblea de la OEA aprobará tres tipos de documentos referidos a la seguridad y soberanía alimentaria, derechos humanos, informe marítimo, reconocimiento del masticado de la coca, entre otros.

Asimismo, los 34 países miembros de la OEA aprobarán al menos 70 resoluciones, entre ellas las planteadas por Bolivia como el agua un derecho humano, reconocimiento del masticado tradicional de la hoja de coca y el fortalecimiento del año internacional de la quinua declarado para 2013.


Informe: ABI

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada