viernes, 24 de junio de 2022

«HOY ES UN DÍA TRISTE PARA EL PAÍS PERO LA LUCHA NO HA TERMINADO»

El presidente norteamericano, Joe Biden, criticó el fallo de 
la Corte Suprema de anular el derecho al aborto vigente 
desde 1973

 Joe Biden

Mundo
- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se refirió este viernes a la decisión del Tribunal Supremo de anular la protección del derecho al aborto vigente desde 1973 y aseguró que se trata de un “día triste para la Corte y el país”.

“La salud y la vida de las mujeres ahora están en peligro”, dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca en el que no aceptó preguntas.

“Hoy es un día triste para el país, pero no significa que la lucha haya terminado”, dijo Biden, en un discurso sobre la decisión de la Corte Suprema Corte de revocar el viernes las protecciones constitucionales para el aborto que estuvieron vigentes durante casi 50 años.

El mandatario afirmó que la decisión de la Corte Suprema que anula el caso Roe vs. Wade es “la realización de una ideología extrema” y culpó a tres jueces nombrados por el expresidente Donald Trump del “trágico error”.

“Fueron tres jueces nombrados por un presidente, Donald Trump, quienes fueron el núcleo de la decisión de hoy para dar vuelta la balanza de la justicia y eliminar un derecho fundamental para las mujeres en este país. No se equivoquen, esta decisión es la culminación de un esfuerzo deliberado durante décadas para alterar el equilibrio de nuestra ley”, aseguró Biden.

“El tribunal ha hecho lo que nunca había hecho antes, quitar expresamente un derecho constitucional tan fundamental para tantos estadounidenses que ya había sido reconocido. La decisión del tribunal de hacerlo tendrá consecuencias reales e inmediatas”, añadió el mandatario y resaltó que al desaparecer la protección constitucional, “la salud y la vida de las mujeres de esta nación están ahora en peligro”.

Así, el presidente llamó a defender el derecho al aborto y las “libertades personales” en las urnas de cara a las elecciones de medio mandato que se celebrarán en noviembre de este año.

La reacción de Hillary Clinton y Michelle Obama

La ex candidata presidencial y ex primera dama, Hillary Clinton, calificó la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre el aborto como una “infamia”, un “paso hacia atrás para los derechos de las mujeres y los derechos humanos”. ”Muchos estadounidenses creen que la decisión de tener un hijo es una decisión sagrada y debe permanecer entre la mujer y su médico”, agregó la política demócrata.

Por su lado, Michelle Obama publicó un largo comunicado en Twitter al respecto. “Estoy desconsolada por las personas de este país que acaban de perder el derecho fundamental a tomar decisiones informadas sobre sus propios cuerpos. Me rompe el corazón que ahora estemos destinados a aprender las dolorosas lecciones de un tiempo antes de que Roe v Wade se convirtiera en la ley del país en una época en la que las mujeres corrían el riesgo de perder la vida al hacerse abortos ilegales”, dijo.

El fallo de la Corte

Luego de marchas y polémica en la opinión pública, la Corte Suprema de Estados Unidos anuló el fallo que reconocía el derecho al aborto en el país. El mes pasado, se había filtrado el documento del máximo tribunal donde se evidenciaba la decisión.

El aborto ha sido legal en territorio norteamericano desde que en 1973 el mismo organismo determinó que el Estado no tiene derecho a intervenir en la decisión de la mujer sobre su embarazo. Eso cambió en el día de hoy.

En un fallo con seis votos a favor y tres en contra, dio luz verde a una ley impulsada por republicanos que prohíbe la posibilidad de abortar luego de la semana 15. Con el fallo anterior, se permitía realizar abortos entre las 24 y 28 semanas de embarazo.

En la última década, varios estados gobernados por conservadores aprobaron en la justicia normas que iban en contra del fallo Roe contra Wade del '73 con el objetivo de conseguir que la Corte revisara y anulara el fallo. Esta presión finalmente se tradujo en una respuesta positiva de la Corte.

Este fallo renombrado fue presentado en 1971 por Norma McCorvey, conocida en documentos judiciales como Jane Roe, contra Henry Wade, el fiscal del condado de Dallas. El letrado hizo efectiva una ley de Texas que prohibía el aborto, excepto para salvar la vida de una mujer. Dos años más tarde, la Corte afirmó la legalidad del derecho al aborto para las mujeres.

Los magistrados que votaron a favor de negar el fallo Wade sostuvieron que la decisión de sus antecesores fue errónea, ya que la Constitución norteamericana no menciona de manera específica el derecho a abortar.

En septiembre del 2021, el fallo de Texas creo un nuevo mecanismo que permitía demandar a quien ayude a una mujer a realizarse un aborto más de seis semanas después de la concepción.

“El fallo de la Corte Suprema es un asalto sin precedentes a los derechos constitucionales de una mujer bajo Roe vs. Wade, que ha sido la ley del país durante casi cincuenta años”, fue la declaración del presidente Joe Biden al respecto.

El texto rubricado por el juez Samuel Alito aseguraba que es hora de “hacer caso a la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes electos por el pueblo".

El documento interno de 98 páginas fue filtrado a la opinión pública y desató protestas en diversos puntos del país.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario