sábado, 31 de octubre de 2020

«EL PLANTEO DE GRABOIS ES MEDIOCRE»

Jorge Altamira criticó al referente social y dijo que meterse 
en el caso Etchevehere “carece de seriedad política” porque 
eso “es un episodio de cuarta”

Jorge Altamira

Nacionales
- El fundador del Partido Obrero Jorge Altamira opinó acerca de la figura de Juan Grabois, el Proyecto Artigas y el conflicto en torno al terreno de la familia Etchevehere. "Frente al drama del país y la falta de vivienda es un episodio de cuarta", sentenció en diálogo con La Repregunta, que conduce Luciana Vázquez. "Lo han manejado informativa y políticamente para configurar una perspectiva de peligro para la propiedad privada en la Argentina e instalar ese tema".

Según dijo Altamira, lo mismo hace Donald Trump con Joe Biden, quienes disputarán la presidencia del país norteamericano este martes. "Como nosotros seguimos a Estados Unidos repetimos el relato y la novela. Es un cuento", dijo al referirse a quienes dicen que la propiedad privada está en riesgo. "Están inventando un espantapájaros para justificar lo que sea".

De esta manera, resaltó que la participación de funcionarios políticos en las tomas no es para desestabilizar a su propio Gobierno, aunque sí apuntó contra Grabois y "la mediocridad de su planteo". "Tiene su movimiento de defensa de la economía popular, pero no hizo nada por defender la ocupación de Guernica", dijo.

Y criticó el hecho de que "se haya filtrado en un conflicto privado de una herencia para ver si metía algo del socialismo". Y enfatizó: "No demos por el pito más de lo que el pito vale. Si por las rendijas del kirchnerismo-albertismo-massismo no pasa otra cosa más que esto, háganse cargo de la mediocridad de este proyecto".

"Querer hacer cualquier proyecto metidos en una sucesión familiar es algo que carece de seriedad políticamente", remarcó. Y añadió: "No vi a nadie cuestionando la propiedad privada, sino que denuncian que otros la cuestionan". En ese sentido, resaltó que el ataque más grande a la propiedad privada fue en diciembre de 2001 con la polémica de convertibilidad implementada por Domingo Cavallo. "No hay enemigo más duro de la propiedad privada que el propio capitalismo", sostuvo y, luego, dijo que ese sistema -que "pauperiza a los trabajadores"- atraviesa una crisis muy profunda a nivel mundial.

Más adelante, Altamira habló sobre la toma de Guernica y la definió como "una movilización ejemplar" de quienes solo "quieren tener la propiedad de su vivienda, no destruir el sistema de propiedad de la vivienda". Para él, que vivió durante 20 años hacinamiento, estos problemas de vivienda "antes eran una incomodidad, pero ya producen miedo" producto del coronavirus. Así, subrayó que "el único peligro es el manejo sanitario de la pandemia".

"Si Alberto Fernández quería resolver el tema de la vivienda, acá tenía una posibilidad que era darle una salida positiva a este reclamo", dijo al marcar que "el Gobierno tiene herramientas para esto". Más adelante, el referente de la izquierda sumó a este planteo que "de ninguna manera el kirchnerismo es defensor de la economía popular".

Según consideró este político -quien desmintió que se hubiera apartado del Partido Obrero luego de una serie de internas- "la democracia ha demostrado que no es un arma de lucha para todo esto, porque sigue defendiendo sus intereses". En línea con esto, cuestionó las políticas que se ejercieron durante el gobierno de Carlos Menem, y señaló que la sociedad "se dejó robar, colectivamente, todas sus propiedades".

"Engels, el compañero de Marx, llamaba a los capitalistas 'expropiadores' y decía que el socialismo se daba cuando los expropiadores eran expropiados, que es una forma de hacer justicia", reflexionó Altamira. Y continuó su pensamiento: "La Argentina nació como una gran ocupa".

Informe: La Nación 

0 comentarios :

Publicar un comentario