domingo, 2 de febrero de 2020

Acerca de la dificultad de parecer mexicano

Por Guillermo Piro
En los Estados Unidos se está debatiendo ahora mismo acerca de una novela que salió hace poco, American Dirt, de Jeanine Cummins, publicado en español desde hace pocos días por Vintage Español, una de las tantas editoriales que publican en nuestra lengua en los Estados Unidos, como Tierra americana. El libro cuenta una historia de emigración de México a los Estados Unidos y recibió críticas muy positivas de Oprah Winfrey, uno de los personajes televisivos que más influencia tiene en los Estados Unidos en la venta de libros. Aun antes de que saliera a la venta, ya habían sido vendidos los derechos cinematográficos.

Muchos mexicanos, sin embargo, critican con dureza la novela porque consideran que en ella la narradora utiliza cánones estereotipados al describir a los mexicanos y a México. Estos críticos ponen en discusión el derecho y la capacidad de una escritora estadounidense blanca como Cummins para contar una historia de emigrantes mexicanos y critican de paso a la industria editorial estadounidense por promover un libro como este y no los escritos sobre el mismo tema por escritores mexicanos. Naturalmente, en la volteada cae también Oprah Winfrey.

Tierra americana cuenta la historia de una mujer mexicana, una librera de Acapulco, esposa de un periodista, que trata de llegar a los Estados Unidos con su hijo de ocho años luego de que los narcotraficantes asesinaron al resto de su familia. Con ese fin hace el mismo recorrido que hicieron muchos años antes muchísimos emigrantes mexicanos: viajan en el techo de La Bestia, también conocido como “el tren de la muerte”, que son los nombres con que se conoce una famosa línea ferroviaria que recorre todo México, desde el sur hasta la frontera con los Estados Unidos, llevando cargas de distinto tipo, pero sobre todo emigrantes. La novela es una especie de thriller on the road.

Su autora tiene 45 años, y antes de convertirse en escritora trabajó durante diez años en el mundo editorial. Tierra americana es su cuarto libro publicado. La primera crítica extremadamente dura a la novela proviene de una escritora chicana, Myriam Gurba. Dice Gurba que la novela de Cummins está repleta de estereotipos sobre México y los mexicanos y transmite la idea de que los Estados Unidos son una especie de paraíso y México una especie de infierno. Gurba es muy crítica también con la protagonista, Lydia: le resulta incoherente y no le parece una “mexicana creíble”, dado que “mira su país a través de los ojos de una turista estadounidense que se sorprende con cualquier cosa”. Por ejemplo, descubre que algunos emigrantes mexicanos llegan a los Estados Unidos a pie, que algunas mujeres son violadas en su largo viaje hacia el norte y se asombra de que en Ciudad de México haya una pista de patinaje sobre hielo.

Otro escritor, David J. Schmidt, le critica que introduzca palabras en español sin ton ni son, un poco como pasa en las películas de James Bond, donde el agente, luego de haber hablado en correcto inglés, se despide con un auf Wiedersehen o un dasvidania de una agente alemana o rusa, respectivamente.

Entre quienes defienden la novela están los escritores Stephen King, Don Winslow y John Grisham, que como sabemos de estas cosas no entienden nada.

© Perfil.com

0 comentarios :

Publicar un comentario