viernes, 29 de noviembre de 2019

«ANDEN CON CUIDADO, LOS ESTAMOS MIRANDO, LOS ESTAMOS SIGUIENDO»

Ante la presencia de activistas argentinos, el ministro 
Arturo Murillo advirtió que no se permitirá actividad 
sediciosa de extranjeros

Juan Grabois y otros activistas argentinos, fueron insultados por ciudadanos bolivianos
en el aeropuerto de Viru Viru, en Santa Cruz de la Sierra. (Captura de video)
Bolivia - El Gobierno, al referirse al reciente arribo de activistas y dirigentes argentinos al país, aseguró que todas sus actividades estarán garantizadas si se enmarcan en la normativa legal y en el asunto que mencionaron como objeto de su presencia en Bolivia, pero advirtió que no permitirá que impulsen ninguna actividad sediciosa.

“Todas las garantías están dadas para quienes quieran visitar el país en el marco de la ley, cumpliendo las declaraciones que realizan al momento de ingresar a nuestra patria. Y que les quede claro también que quienes pretendan impulsar acciones sediciosas, de convulsión o alterar la paz social, deben de atenerse, de igual forma, a la ley”, afirmó el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría.

Hizo la afirmación al referirse al grupo de activistas argentinos que llegó la noche de este jueves para registrar testimonios de víctimas de violaciones de derechos humanos o que hayan sufrido algún tipo de persecución política durante la crisis que vivió el país tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia.

El grupo está encabezado por Juan Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, quien considera que hubo un golpe de Estado en el país y que este viernes a la mañana, en declaraciones a la radio argentina La Red, denunció que en Bolivia se vive “una dictadura que impone un régimen de terror sobre las zonas pobres".

En ese contacto se refirió además al incidente que sufrió la delegación a su arribo al aeropuerto de Viru Viru, en Santa Cruz, donde un grupo de personas los recibió con gritos pidiendo que retornen a su país.

"Fue en el pasillo entre que pasamos migraciones y tomamos el avión para La Paz. Nos hicieron pasar por un lugar donde nos estaban esperando para insultarnos y maltratarnos. La agresión que sufrimos estaba toda organizada", afirmó en la entrevista, según informa el diario La Nación. Dijo que incluso recibió amenazas de muerte.

El expresidente Evo Morales se refirió al asunto en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter. “14 integrantes de la delegación argentina fueron retenidos por grupos de choque golpistas en Santa Cruz y sometidos a interrogatorio por la Policía. Exigimos les dejen llegar a #LaPaz para realizar trabajo de investigación sobre DDHH. Dictadura fascista evidencia su autoritarismo” (Sic), escribió.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, ratificó que no se permitirá actividad sediciosa de extranjeros ni de locales y advirtió que la delegación argentina es vigilada de cerca.

“No vamos a permitir que ningún local haga terrorismo en Bolivia, y peor un extranjero. Recomendamos a aquellos extranjeros que están llegando al país hechos a las mansas palomitas a tratar de incendiar el país, que anden con cuidado. Los estamos mirando, los estamos siguiendo, estamos viendo lo que están haciendo. En el primer paso en falso que den, tratando de hacer terrorismo o sedición, se las van a ver con la Policía”, advirtió.

Grabios consideró que esas afirmaciones son una amenaza, por lo que demandó al gobierno argentino que actúe en consecuencia. "'Que anden con cuidado, los estamos mirando, los estamos siguiendo', nos amenaza Arturo Murillo, Ministro del Gobierno de facto. Si esto no es una dictadura ¿Qué es? Solicitamos al gobierno argentino que interceda ante las autoridades bolivianas para resguardar nuestra seguridad", escribió en su cuenta en Twitter.

Informe: La Razón (La Paz)


0 comentarios :

Publicar un comentario