domingo, 15 de septiembre de 2019

«HE VENIDO A REZAR COMO UNO MÁS POR EL FUTURO DE TODOS LOS ARGENTINOS»

El presidente Macri estuvo en la misa del Milagro en la que 
el arzobispo Cargnello dijo que “los pobres no son una molestia, son una oportunidad”

El presidente Mauricio Macri participó en la misa de la Festividad del Milagro, en
Salta, junto a su esposa Juliana Awada. (Foto/Twitter)
Salta - El presidente Mauricio Macri participó en Salta de la misa de la Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, en la que el arzobispo Mario Antonio Cargnello afirmó que "los pobres no son una molestia, son una oportunidad" y pidió a la dirigencia política no creer que "la historia debe hacerse desde la pelea" sino "construir juntos una nueva sociedad".

De la celebración participaron también la esposa del Presidente, Juliana Awada, el gobernador salteño y candidato a vicepresidente por Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey, junto a su esposa Isabel Macedo, y otras autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Macri había dicho a la prensa que llegó a Salta para "rezar como uno más por el futuro de todos los argentinos", al participar de la tradicional misa, invitado por el arzobispo Cargnello, que encabezó la celebración en el atrio de la iglesia Catedral, al aire libre, en un día soleado casi primaveral.

La homilía de la ceremonia estuvo a cargo del obispo Octavio Ruiz Arenas, colombiano y secretario del Dicasterio para la Nueva Evangelización del El Vaticano, pero sobre el cierre de la celebración tomó la palabra Cargnello, que, tras agradecerle al Presidente su presencia, eligió hablarle directamente "de corazón a corazón" e hizo extensivo su mensaje al resto de los funcionarios y candidatos.

"Quiero agradecer la presencia del señor Presidente. Así como hemos palpitado el sentido de la iglesia, él es el signo de la patria. Quiero decirle lo siguiente: usted le dijo a todos los argentinos que se había sentido golpeado y en el clima de ese golpe, voy a hablar de corazón a corazón, quiso venir aquí. Ha venido a un buen lugar, a encontrarse con el Señor. Y Dios no hace las cosas mágicamente, sino que transforma el corazón y provoca la libertad".

"Y lo que voy a decir vale para todos. Aquí tenemos también un candidato a vicepresidente, que es nuestro Juan Manuel [Urtubey]; dos candidatos a gobernador; el señor intendente; el señor vicegobernador. Cuando empezó usted dijo 'voy a luchar por la pobreza cero'. ¿Qué puede decir Salta ahora? Le da rostros a la pobreza", continuó.

El arzobispo de Salta repasó: "Cuando veía a los mineros, que trabajan horas y horas en situaciones de inclemencia para darle riqueza a la república... Recordar una cosa que decía y vale para todos: los pobres no son una molestia, son una oportunidad. Los pobres son maestros".

Y cerró: "Por eso, Mauricio has hablado de la pobreza, llévate el rostro de los pobres. Son dignos, son argentinos y son respetuosos; merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos. Vale para todos, hermano. Nada más, gracias".

Acompañado por su esposa, Juliana Awada, el jefe del Estado llegó por la calle lateral de la Catedral y recibió una tibia bienvenida. "Sí, se puede", le gritaron. Macri se ubicó al lado del gobernador Urtubey y su esposa, Isabel Macedo, quienes habían llegado minutos antes.

A la salida, después de conocer la Catedral y probar unas empanadas salteñas se había juntado más gente para despedirlo y aplaudirlo. Salió por la parte de atrás de la curia.

Macri viajó a Salta junto al senador Esteban Bullrich, el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el secretario de Culto, Alfredo Abriani, que lo acompañan en la celebración.

La procesión en honor al Señor y la Virgen del Milagro y la renovación del Pacto de Fidelidad cerrarán este domingo por la tarde esta fiesta religiosa, una de las más tradicionales del país, que este año se realiza bajo el lema "Caminemos juntos como Iglesia peregrina, hacia adelante".

En la homilía, el obispo Ruiz Arenas pronunció un discurso cargado de mensajes para los peregrinos que llegaron hasta la ciudad de Salta para la celebración.

Ruiz Arenas llamó a que en momentos en los que la sociedad vive "temores, dudas e incertidumbres" no ser "causantes de tanta división, desigualdad e incluso violencia".

Informe: Télam y LN

0 comentarios :

Publicar un comentario