lunes, 17 de junio de 2019

El viaje

Por Fernando Savater
¿Han decidido ya a dónde van a ir este verano? Quizá todavía estén dudando entre el mar y la montaña, o el desierto, y varios países, incluso continentes. Les propongo una alternativa radical, una enmienda a la totalidad: no vayan a ninguna parte de este mundo, todas son enseguida más de lo mismo. Mejor visiten el otro. Entiéndanme, no les recomiendo que se vayan allí definitivamente: estoy contra las opciones irreversibles.

Solo que hagan un recorrido guiado por sus rincones más memorables, en la compañía elocuente de alguien fiable: Dante Alighieri. No hay libro más sorprendente en toda la literatura europea que la Comedia del florentino, a la que Boccaccio llamó divina, marcando tendencia en la posteridad.

Es una obra lírica y no menos épica, una narración fantástica de corte teológico (Borges ya advirtió que la teología es una rama del género fantástico), una autobiografía que incluye también hechos del futuro, una sátira política, un compendio filosófico y científico, una revancha contra los adversarios y contra la que en vida le negó su amor, un cuento terrorífico, un manual de autoayuda metafísica y seguramente muchas cosas más. Todos los lectores cultos iremos al más allá dos veces, una con Dante y otra con la muerte.

Como se trata de un libro escrito hace muchos siglos y en otro idioma, los españoles actuales no hemos tenido fácil leerlo. Algunas traducciones son más abstrusas que el original.

Por fin hay una versión bilingüe perfecta, inteligible y melódica, con admirables notas introductorias a cada canto, cronología del autor y un índice final utilísimo de personajes y temas citados. La presentación del volumen es compacta, elegante, muy manejable. Estamos en deuda con José María Micó y la editorial Acantilado. No renuncien a viajar con ellos.

© El País (España)

0 comentarios :

Publicar un comentario