viernes, 9 de noviembre de 2018

Legisladores de Tucumán impulsan proyecto para evitar todo tipo de abortos

La propuesta alcanza a los abortos en casos de violación, 
en contra de lo establecido en el Código Penal argentino 
y el fallo FAL.

El pasado 2 de agosto, los diputados declararon a Tucumán como
"Provincia provida". (Foto/La Gaceta)
Tucumán - Más de la mitad de los legisladores de Tucumán -29 de 49- presentó un proyecto de ley que promueve la protección de los derechos de la mujer embarazada y del niño por nacer, y que incorpora la prohibición de abortos incluso en los casos de violación.

La polémica propuesta ignora así lo establecido en el artículo 86 del Código Penal de la Nación, algo ratificado por la Corte Suprema de Justicia de 2012, a través del fallo FAL.

La iniciativa es encabezada por el peronista Marcelo Caponio, quien indicó: “Respetamos todas las normas y lo establecido en la Carta Magna. No vamos en contra de ningún artículo. Estamos avanzando para que (esta postura) no quede en una cuestión declamativa, sino que el Estado (provincial) esté al lado de la mujer y el niño, y se salven las dos vidas”, según consignó el diario La Gaceta.

El proyecto había sido presentado en la anterior composición de la Legislatura, pero había perdido estado parlamentario por falta de tratamiento. En esta ocasión, sin embargo, obtuvo una adhesión inédita: es el texto con más firmas en lo que va del año y cuenta con el aval de oficialistas y opositores.

La propuesta también fue firmada por las presidentas de las dos comisiones a las que fue girado: las peronistas Graciela Medina (Derechos de la Mujer) y Sara Alejandra Assán (Familia, Niñez, Adolescencia, Adultos Mayores y Discapacidad).

En los fundamentos, los legisladores detallaron que el abordaje no tiene antecedentes en el país. “El proyecto se inspira en la legislación provida más avanzada: la ley 6/2009 del 30 de junio de la Generalitat de Valencia (España), pionera en cuanto a medidas positivas de protección integral, tanto de la mujer embarazada como del niño por nacer”, señalaron.

Y dijeron que al margen de la derogación de esa normativa valenciana, el precedente es de posible instrumentación en Tucumán. “Es necesario compatibilizar y armonizar los derechos de la mujer embarazada, y en especial los de la mujer víctima de delitos contra la integridad sexual, con el derecho humano a la vida del niño por nacer, y su garantía de igualdad y no discriminación”, reza el texto.

En 2017 el radical Raúl Albarracín había presentado un proyecto con un espíritu similar, ya que establecía la creación de un plan de protección para la mujer embarazada e impulsaba la puesta en vigencia de mecanismos para evitar todo tipo de abortos.

Sin embargo, la nueva alternativa consigna expresamente el rechazo a las intervenciones derivadas de un abuso. “Queda absolutamente prohibida la discriminación al niño por nacer gestado por causa de violación”, reza el artículo 4°.

Ni bien esta propuesta tomó estado público, cosechó manifestaciones de apoyo y de rechazo en distintos ámbitos. La diputada Teresita Villavicencio (bloque Evolución Radical). “Ver la realidad o no verla, esa es la cuestión. Ayer (el miércoles, en Chaco), perdimos las dos vidas, pero tal vez importaban poco porque la persona gestante era una niña qom de 13 años, desnutrida, pobre y enferma”, señaló en su cuenta de Twitter la radical.

En agosto pasado, días antes de que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo sea rechazado en el Senado de la Nación, la Legislatura tucumana aprobó un proyecto para declarar a la provincia “pro vida”.

Informe: La Gaceta, agencias y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario