miércoles, 22 de agosto de 2018

“Yo lo censuro a Casero y me hago cargo”

El propietario de El Teatrino explicó por qué canceló 
el show que el actor iba a presentar en Salta.

El anuncio de la cancelación del show de Alfredo 
Casero en El Teatrino de Salta.
Salta – “Alfredo Casero tiene que estar informado para poner en tela de juicio el trabajo de las Abuelas de Plaza de Mayo. Entonces, yo le voy a decir a él y al representante en la cara (…) Sí, puede ser un acto de censura. Yo lo estoy censurando, básicamente me hago cargo", dijo Humberto Colautti, propietario del teatro salteño donde iba a presentarse un espectáculo del actor nombrado.

La decisión fue anunciada a través de la cuenta de Facebook de El Teatrino, establecimiento en el que Alfredo Casero iba a presentar su show denominado ¿De qué no se puede hablar?

"Debido a las declaraciones públicas del Sr. Alfredo Casero que reivindican la última dictadura militar en nuestro país, El Teatrino decide cancelar la función programada para el día Viernes 24 de Agosto", rezó el comunicado oficial del teatro salteño en su página de las redes sociales.

"A todos los que hayan comprado la entrada se les devolverá el dinero en los puntos de venta en que fueron adquiridas. Las compras realizadas con tarjeta de crédito se cancelarán automáticamente", se agregó.

La decisión de El Teatrino tiene un trasfondo histórico y político. El dueño del establecimiento es Humberto Colautti, el nieto recuperado número 14, quien conoció su verdadera identidad en 1984 y se convirtió a lo largo de los años en uno de los pilares de la lucha por la identificación de los bebés robados durante la dictadura militar entre 1976 y 1983.

"Para mí es una pena muy grande levantar un espectáculo, es la primera vez que lo hago. Yo lo tenía en cartelera a Alfredo Casero desde hace cuatro meses, con la venta anticipada y todo. Hemos recibido millones de amenazas de grupos feministas, grupos kirchneristas, que nos cuestionaban sobre por qué traíamos a esta persona, por sus comentarios, absolutamente de todo. Y yo decidí seguir con el show porque nosotros no decimos 'este artista, sí o no', según su ideología partidaria", explicó Colautti, en declaraciones a Eduardo Feinmann, en Radio La Red.

"Yo creo que sus palabras pasaron un límite personal. A mí no me gusta tomarme las cosas personales porque es un espacio cultural y no me gusta hacer eso. Fue un límite y él se tiene que hacer cargo de lo que dice. Tiene que estar informado para poner en tela de juicio el trabajo de las Abuelas de Plaza de Mayo. Entonces, yo le voy a decir a él y al representante en la cara (…) Sí, puede ser un acto de censura. Yo lo estoy censurando, básicamente me hago cargo ", agregó.

"Me enteré ayer que no íbamos a poder hacer el show. Esta ha sido una de las tantas cosas que me han pasado después de que se intensificó la grieta. Ya me había pasado en otros lugares, pero de otras maneras", explicó el actor en diálogo con Infobae.

En menos de 24 horas, el anuncio de la sala de espectáculos salteña hizo explotar las redes sociales. Al momento de la publicación de este artículo, el anuncio de Facebook obtuvo casi 1.400 comentarios. Muchos de ellos catalogaron la decisión como una censura a la libertad de expresión y otros tantos apoyaron la postura de la entidad de eventos artísticos.

El actor de 55 años declaró durante una entrevista con este medio: "Las Fuerzas Armadas yo las pago: tienen que trabajar. Las Fuerzas Armadas de un país tienen que ser las Fuerzas Armadas de un país. Nosotros fuimos un gran país gracias a nuestras Fuerzas Armadas. No estoy hablando de cuatro hijos de puta que se metieron en la política llamados por Isabel Perón. Yo respeto a un policía, ayudo a un policía y acompañaré a un policía".

Este miércoles, al ser consultado por la abrupta cancelación del show, Casero explicó: "Nunca en mi vida reivindiqué la dictadura, lo que yo digo es que desconfío de las voluntades pagas porque tienen dinero en el medio y de los Sueños Compartidos".

"Ante cualquier situación vos pasás a ser el diablo. Estela de Carlotto dijo barbaridades de mí. Ella empezó a pegarme porque me metí con 6-7-8, con Cristina Kirchner, con gente que ella comulga y desde su lugar empezó a darme con un fierro", agregó.

—¿Se arrepiente de algo de lo que dijo?— repreguntó Infobae.
—Estoy totalmente seguro de lo que hago. Este señor tiene un teatro kirchnerista y que haya dado de baja la obra me da mucha pena por la gente que pagó la entrada.

En los últimos días el ex líder del programa humorístico Cha Cha Cha se convirtió en una suerte de emblema mediático de un sector de la sociedad afín al oficialismo. Durante una entrevista con el periodista Alejandro Fantino hizo famosa la frase "Queremos flan", al realizar una metáfora sobre el presente en la Argentina.

Asimismo, Casero fue una de las figuras públicas más relevantes y aplaudidas durante la multitudinaria marcha del martes en el Congreso, bajo el pedido de la quita de los fueros a la ex presidente Cristina Kirchner.

Informe: Infobae y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario