domingo, 26 de agosto de 2018

Reunión clave para destrabar el conflicto universitario

Será este lunes, en el Palacio Sarmiento, con la presencia 
de autoridades educativas y dirigentes gremiales.

Nacionales - El conflicto de los docentes universitarios ingresará la próxima semana en un período clave de negociaciones tras cuatro días consecutivos de huelga en rechazo a la propuesta del Gobierno en materia salarial y por falta de presupuesto.

Este lunes, los gremios del sector asistirán a una reunión paritaria a la que convocó el Ministerio de Educación para intentar acercar posiciones.

La última propuesta fue un aumento salarial del 10,8% en el período de marzo hasta agosto y volver a negociar. Los gremios rechazaron de plano la oferta y volvieron a pedir por un incremento de entre el 25 y 30% más una cláusula gatillo de ajuste automático contra la inflación.

Fuentes cercanas al rectorado de la UBA dijeron que "se están haciendo gestiones para destrabar la situación". En charlas informales plantearon que, "con el nivel inflacionario que con suerte será del 30%", la oferta debería ser más alta.

Según indicaron fuentes gubernamentales, la convocatoria de la cartera educativa para la mesa de negociación salarial fue concretada porque cinco de los seis gremios que agrupan a los docentes universitarios ya no se encuentran con medidas de fuerza.

La reunión se realizará en el Palacio Sarmiento y estará encabezado por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela, quienes recibirán a dirigentes de Conadu, Conadu Histórica, FEDUN, CTERA, UDA y FAGDUT.

Por su parte, los sindicatos del sector ratificaron la marcha federal pautada para el jueves, mientras se mantienen a la expectativa de lo que pueda suceder en la reunión.

Pero las preocupaciones entre los referentes gremiales no terminan en la cuestión salarial. Señalan al mismo tiempo que las partidas presupuestarias en torno a infraestructura fueron demoradas y que además hubo un recorte presupuestario en torno a “3 mil millones de pesos”.

El presupuesto total para las universidades es de $103.000 millones para el corriente año. De los cuales entre el 80% y el 90% se destina a salarios.

 Carlos De Feo, titular de CONADU, dijo que circuló semanas atrás la información de que el Gobierno Nacional estipula un aumento presupuestario para las universidades del 7,3% para el año 2019. “Eso no solo sería pérdida salarial, tal vez implicaría pérdida de puestos de trabajo también”, dijo. “Si del presupuesto destinado a universidades el 90% se destina a salarios, un aumento presupuestario del 7% podría significar menos trabajo”, razonó De Feo.

El conflicto también alcanza a 60 establecimientos educativos, preuniversitarios, entre ellos mayormente colegios secundarios en todo el país.

“En virtud de la cantidad de días perdidos debido a las últimas medidas de fuerza gremiales hemos decidido extender la financiación del tercer trimestre del primero a quinto año y del segundo cuatrimestre del sexto año hasta el 7 de diciembre”, informaron autoridades de la cartera educativa en un breve comunicado.

El argumento oficial

En medio de un contexto económico a la baja, y con la meta del 1,3% de déficit en el horizonte del 2019, todas las áreas del Estado cuidan sus presupuestos. Según informaron fuentes oficiales de la cartera educativa, “el objetivo de la Administración Nacional es que todos los sectores ganen poder adquisitivo, entre ellos los docentes universitarios”. En Educación recuerdan que los aumentos salariales del 34% y 23% más cláusula gatillo en 2016 y 2017 respectivamente, aunque la inflación del 2016 superó levemente el 40% y las del 2017 se ubicó en torno al 25%.

“En los dos últimos ejercicios presupuestarios se consolidan la totalidad de los acuerdos salariales alcanzados. Esto nos permitió concentrar la discusión en items como la jerarquización, la capacitación, la formación de posgrados la mejora de la dedicaciones del personal universitario”, explican desde la cartera educativa.

“El presupuesto universitario presentado este año es equivalente al 96% (esto es un récord) de los solicitado por el Consejo Interuniversitario Nacional”, razonan en el área que comanda Finocchiaro.

En la misma línea agregan: “El Gobierno no es el empleador de los docentes. Ellos son contratados por las universidades. El Gobierno solo puede incidir en el presupuesto general, pero no determina la cantidad de docentes que cada casa de altos estudios contrata”.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario