martes, 13 de febrero de 2018

Farmacéuticos reclaman a Urtubey por la dura presión fiscal

Advierten por el posible cierre de droguerías y farmacias por el aumento de las alícuotas de ingresos brutos. La denuncia se extiende a otras provincias.

Salta – Aunque el reclamo se hizo extensivo a varias provincias, la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF) puntualizó la situación en Salta y Tucumán, con una severa advertencia a los gobernadores Juan Manuel Urtubey y Juan Manzur por el incremento de las alícuotas de ingresos brutos y la recarga de las tasas municipales.

Esa entidad consideró que ese aumento en la alícuota de ingresos brutos es “confiscatoria e inconstitucional” y que "con estas medidas de excesiva presión impositiva los farmacéuticos se verán obligados a trasladar los costos a las obras sociales o a los pacientes. O de lo contrario, dejarán de ofrecer el servicio público porque deberán dejar de funcionar".

La FACAF también puntualizó que estos incrementos ponen a la actividad "al borde del colapso financiero por la notable reducción en los márgenes de ganancias", según dijeron en la entidad que agrupa a más de 5.000 farmacias en todo el país.

El presidente de FACAF, Miguel Lombardo, envió una carta a Urtubey y Manzur alertando que “someter a una mayor presión impositiva que en definitiva absorbe el último eslabón de la cadena, esto es la farmacia, producirá a no dudarlo el cierre de las mismas con el consiguiente perjuicio no solo a sus propietarios sino, también, para los propios pacientes que requieren la medicación y se verán privados de ella”.

A su vez, Susana Carrasco, de la Cámara de Salta dijo que "el aumento del impuesto a los ingresos brutos impacta sobre la farmacia porque las droguerías trasladan la carga. Es un incremento directo del  2% por lo menos, y eso significa una retracción en los niveles de ingresos de farmacias porque no se puede trasladar al mostrador”.

Explicó, además, que “en Salta funcionan dos droguerías integrales, una de ellas amenaza con dejar la provincia por la reducción en los ingresos. También sabemos que hubo una empresa que decidió no instalarse por la alta presión impositiva". Esta situación, según Carrasco, podría significar la pérdida de empleo de varios trabajadores farmacéuticos.

Situaciones similares se están plantando en otras provincias, según informó FACAF, y en varias de ellas como Neuquén, Chubut o Córdoba, los profesionales de las mismas acudirían a las legislaturas respectivas para que presenten proyectos que retrotraigan esos aumentos y, en última instancia, harían presentaciones judiciales.

Esa federación señaló que “no pretendemos una exención total, que sería correcto e ideal, pero si una alícuota diferenciada con respecto al resto de los contribuyentes. Y decimos esto porque no existe forma alguna de trasladar el costo del impuesto pues, como se ha dicho, los precios no los fija el profesional farmacéutico sino la industria y son inmodificables”.

Informe: Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario