lunes, 15 de enero de 2018

VENEZUELA / VARIOS MUERTOS EN OPERACIÓN CONTRA REBELDES

Fuerzas de seguridad venezolanas mataron a varios integrantes del grupo liderado por Óscar Pérez que se había rebelado contra Nicolás Maduro.

Óscar Pérez, el líder rebelde, que hizo conocer el ataque de las fuerzas
oficiales a pesar de que propuso entregarse. (Captura de Instagram)
Venezuela - Las fuerzas de seguridad de Venezuela han matado a varios integrantes del grupo liderado por el expolicía rebelde Óscar Pérez. Otros cinco han sido detenidos en una casa en la zona de El Junquito, en el oeste de Caracas. El nombre de Pérez se hizo conocido en junio, cuando robó un helicóptero de la policía. Pérez sobrevoló la sede del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio de Interior y supuestamente lanzó una granada sin causar heridos ni ser atrapado. Nunca, en 18 años de chavismo, se había visto algo parecido en Venezuela.

"Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos", ha informado el Ministerio de Interior en un comunicado. En el texto no se precisa la suerte de Pérez ni cuántos de sus colaboradores murieron. El Ministerio aseguró que dos funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional resultaron muertos y otros cinco, gravemente heridos.

Pérez estaba siendo buscado desde el 27 de junio pasado. Al día siguiente de robar el helicóptero, lo abandonó en las afueras de Caracas y huyó. Desde la clandestinidad, se dedicó a enviar mensajes en apoyo a las protestas que se desarrollaban en Venezuela en ese momento e incitó a las fuerzas de seguridad a una rebelión contra el régimen de Nicolás Maduro.

Parte de la captura fue narrada por el propio Pérez a través de videos que comenzó a difundir a través de las redes sociales el lunes por la mañana, en los que aseguraba que estaba negociando con el Gobierno entregarse. En uno de esos videos aparece herido y denuncia que fueron atacados con granadas por la policía.

Con uniforme de camuflaje, y a veces armado, hizo apariciones sorpresivas en algunas protestas de la oposición del año pasado. Eso lo convirtió en uno de los hombres más buscados por el Gobierno de Venezuela. Su fotografía fue desplegada en los aeropuertos del país, pidiendo colaboración para su captura.

El Gobierno también le acusa del asalto, en diciembre pasado, a un destacamento militar del que supuestamente sustrajo armamento. Pérez fue parte del equipo de la brigada de acciones especiales de la policía científica venezolana y actuó en la película Muerte suspendida, producida precisamente por la misma institución.

Informe: El País

0 comentarios :

Publicar un comentario