miércoles, 6 de septiembre de 2017

Duro cruce de Marcos Peña con senadores K

El jefe de Gabinete volvió a respaldar a la ministra Patricia Bullrich en el marco de la causa por la desaparición 
de Santiago Maldonado.


Nacionales - Marcos Peña brindó su informe de gestión en el Senado y como era de esperar chocó con los kirchneristas por la desaparición de Santiago Maldonado, aunque nadie logró moverlo de su férrea defensa a Patricia Bullrich, la gendarmería y al jefe de Gabinete Pablo Noceti.

"Respaldamos a la ministra", afirmó sin vueltas en un duro cruce con el senador K Ruperto Godoy y aseguró que con "los elementos que hay, es irresponsable atacar a la gendarmería como institución".

"No hay ninguna objeción al Ministerio de Seguridad en cuestiones de procedimiento. El debate es por declaraciones", minimizó el jefe de Gabinete, que eligió responder todas las preguntas juntas sobre Maldonado, siempre en línea con el respaldo a Bullrich.

Aclaró que no entrará en una polémica con la familia de Maldonado, crítica de la ministra, pero insistió en que Noceti no formó parte del operativo, pese a que aparecieron fotos y un testigo de la comunidad mapuche asegura haberlo visto en la ruta 40 enfrentándose a los gendarmes.

"Que haya una foto de Noceti hablando con un gendarme no indica que él haya conducido el operativo", respondió a un riguroso interrogatorio de Virginia García, cuñada de Máximo Kirchner.

Pese a esa evidencia, la coartada de Bullrich y Peña no varía: que Noceti fue a Esquel la mañana del operativo contra la comunidad mapuche, pero que nunca llegó al lugar de los hechos.

No aceptó que la desaparición del joven se trate de una "desaparición forzada", como denunciaron las organizaciones de derechos humanos desde un comienzo y planteó en el último giro de la causa la fiscal Silvana Avila.

"El cambio de carátula no implica que hubo desaparición forzada, sino que se investiga una de las hipótesis más graves", intentó justificar e insistió hasta el hartazgo que si aparecen elementos contra alguna fuerza de seguridad involucrada en un delito "no se encubrirá".

Le recordaron que la diputada Victoria Donda dijo que Bullrich sugirió que "por ahí a algún gendarme se le fue la mano", durante una reunión con los miembros de la Comisión de Derechos Humanos de Diputados. "Actuó de mala fue, porque ni siquiera se quedó en todo el encuentro, porque tenía otra cosa en la agenda", la acusó indignado.

Pero el cruce más duro lo tuvo con Godoy, uno de los mayores confidentes de Cristina Kirchner, que ya se cruzó feo con Bullrich, cuando la escuchó golpearse el pecho para defender a la Gendarmería. "¡Hay miedo a perder el trabajo y hay miedo a la desaparición forzosa!", le gritó.

Y le recordó documentos sobre un supuesto primo suyo beneficiado con el blanqueo de capitales.

"Es un primo segundo mío que no conozco. Nunca vi en mi vida", se indignó, pero reivindicó el blanqueo "que permitió pagar la reparación histórica a los jubilados".

"Cristina Kirchner no aportó a la institucionalidad al no entregar la banda presidencial. Esa vez inauguró un eje discursivo de deslegitimación a la gestión de Macri. Nosotros ratificamos la idea de unir a los argentinos".

Godoy empezó a gritar obligó a intervenir a Gabriela Michetti, que no pudo evitar la discusión. "¡Esa es la intolerancia que eligió cambiar Argentina!", lo chicaneó.

Obras públicas

Marcos Peña optó por detallar el plan de obras públicas en su discurso introductorio, que como modalidad incorpora un solo tema a elección, siempre para destacar algún aspecto de la gestión.

Esta vez eligió la infraestructura, con la promesa que en 2018 "aumentará 50 por ciento en términos reales en términos de inversión" los proyectos públicos- privados infraestructura, que alcanzará a ser de un 3,5 por ciento del PBI.

También dijo que el Poder Ejecutivo "se propone duplicar el tráfico aéreo" apuntando al crecimiento de Aerolíneas Argentinas, continuando las obras de modernización de aeropuertos en beneficio del aumento del flujo de pasajeros, como ocurre las terminales aéreas de Trelew y San Martín de los Andes.

Apuntó que "estamos trabajando también en la infraestructura social con planes nacionales de aguas y cloacas" con 208 obras en ejecución, se están recuperando los puertos para "hacer la navegación segura" y, en materia de educación, están en construcción "10 mil salas" para la educación inicial.

"No ha habido en los últimos tiempos un plan de infraestructura más abarcativo y federal que éste", se jactó.

En los discursos de cierre, Miguel Pichetto admitió que la obra pública creció y "es la causa de la reactivación", pero protestó porque la mayoría de los andamios están en la zona metropolitana.

"En todas las calles de Capital Federal hay una obra pública. Se nota el aumento de la coparticipación que le dieron el año pasado, cuando le transfirieron la seguridad", se quejó el rionegrino.

También criticó a Macri por el caso Maldonado, pero repudió la violencia posterior a la marcha del viernes. "El abordaje del Gobierno ha sido un poco tardío. Esperemos que pueda haber una profundización en la investigación y sepamos qué pasó", señaló.

Informe: LPO

0 comentarios :

Publicar un comentario